Construyendo un conocimiento común sostenible: Respuesta de COAR al Plan S

page_2-3

Ampliar imagen

El 13 de diciembre de 2018 el COAR publicó una respuesta al borrador de los requisitos de implementación del Plan S

La respuesta completa está disponible aquí: Respuesta de COAR a la implementación del Plan S

La Confederación de Repositorios de Acceso Abierto (COAR) reitera su apoyo a los objetivos del Plan S de lograr “el acceso abierto inmediato a todas las publicaciones académicas de la investigación” y agradece la oportunidad de proporcionar retroalimentación sobre la orientación para la implementación del Plan.

Reconocemos y estamos de acuerdo con el objetivo de transformar la industria editorial, sin embargo, para mejorar y transformar realmente el sistema es necesario un enfoque múltiple, con una serie de acciones emprendidas simultáneamente. Quisiéramos subrayar la importancia de los repositorios como mecanismos complementarios para hacer avanzar la innovación en las comunicaciones de investigación, como se señala en el informe COAR Next Generation Repositories y garantizar que su función se refleje adecuadamente en el Plan S.

En general, COAR apoya las directrices de implementación del Plan S y por lo tanto centraremos nuestros comentarios en los requisitos de los repositorios. COAR y otros en la comunidad de repositorios tienen preocupaciones significativas relacionadas con varios de los requisitos para los repositorios, un número de los cuales argumentamos que no son necesarios y crearán barreras artificiales para la participación de universidades y otras organizaciones de investigación en el sistema de comunicación académica. Aunque algunas de estas recomendaciones pueden ser “Oportunas”, no son requisitos previos para unos servicios de repositorios robustos e interoperables. En lugar de ello, podrían dirigir la funcionalidad de los repositorios en la dirección equivocada, crear una barrera demasiado complicada para las instituciones con menos recursos y centralizar aún más las infraestructuras y los servicios de investigación porque no pueden ser adoptados, lo que conduciría a una réplica de las desigualdades existentes en el sistema de comunicación académica.