Las bibliotecas de Montreal ofrecen a sus usuarios pupitres con pedales que permite hacer ejercicio mientras leen

 

bicycle-desk

 

No es broma, ni hoy es el día de los santos inocentes. Las bibliotecas de Montreal ofrecen a sus usuarios pupitres con pedales que permite a los usuarios jóvenes y mayores concentrarse mientras leen ejercitando sus cuerpos y sus mentes al mismo tiempo. Un total de 57 aparatos de este tipo, una mezcla bicicleta y mesa de lectura, se están distribuyendo en 45 bibliotecas municipales en todos los distritos de la ciudad.

Es parte de un esfuerzo continuo para hacer que las bibliotecas sean más universalmente accesibles. Ya se han instalado varios pupitres-bicicleta en varias bibliotecas y, los responsables dicen que hasta ahora, son un éxito. Uno de los bibliotecarios manifestó “Creo que todas las bibliotecas deberían tenerlas, Hay muchos niños que, cuando entras en la biblioteca, básicamente corren por ahí y creo que esto podría ayudar a que hagan ejercicio mientras leen y no molesten a los demás”

Natalie Martin, que ha estado trabajando en la iniciativa de las bibliotecas de Montreal, dijo que las primeras cinco mesas para bicicletas se instalaron en 2017, y que la iniciativa tuvo éxito. Además dijo que los escritorios pueden ayudar a las personas con trastornos de atención a concentrarse, pero también pueden ser buenos para los que tienen problemas motores u otras afecciones. “Todo es parte de hacer que nuestros servicios sean realmente accesibles para todos”

La biblioteca de Outremont fue una de las primeras en instalar pupitres para bicicletas, que son esencialmente bicicletas estáticas con un escritorio. En la Biblioteca Robert-Bourassa hay dos pupitres de bicicletas instalados en la sala de lectura, uno para niños y otro para adolescentes y adultos para que los padres puedan leer y pedalear junto a sus hijos. Son silenciosas y los organizadores dicen que no ha habido quejas.