La bibliotecaria de medianoche

800px_colourbox1357444

 

“Ya hacía un mes que la antigua y senil bibliotecaria dejo de ir a trabajar sin dar un motivo, desapareció sin más. Era una persona muy amable y para su edad era sorprendente que aún recordara perfectamente la gran cantidad de libros que había leído desde niña. Sin duda fue una noticia dura para Asdrid pues era muy íntima a la señorita Carslai. Ella era una de las pocas personas con las que ella podía tener una charla amena (Como ya había mencionado). Usualmente la vieja bibliotecaria les contaba sus aventuras de juventud a las personas, pero nadie la escuchaba tan gustosamente como Asdrid; quién perdió temporalmente el gusto por la lectura y dejó de frecuentar la biblioteca por las noches.”

Arturo Zenteno “La bibliotecaria de medianoche”

LIBRO Gratis en Smashwords