Bibliotecas en la sombra: acceso al conocimiento en la educación superior global.

3fcollid3dbooks_covers_026isbn3d978026253501426type3d

Karaganis, J. ( 2018). [e-Book] Shadow Libraries: Access to Knowledge in Global Higher Education. Cambridge, Massachusetts, The MIT Press, 2018.

 

The IDRC Digital Library Canadá

Texto completo

Comprar

Shadow Libraries analiza cómo los estudiantes obtienen los materiales que necesitan. Mapea la práctica omnipresente de la fotocopia y lo que es, en muchas situaciones los casos más marginales de compra de libros, visitas a bibliotecas y descargas de fuentes no autorizadas. Examina las redes informales que surgen en muchos contextos para compartir materiales, desde redes de estudiantes cara a cara hasta grupos de Facebook, y cómo se desarrollaron los procesos que condujeron a la consolidación de algunos de esos esfuerzos en un proceso más organizado “las bibliotecas en la sombra”. Si Sci-Hub de Elbakyan es el más grande de estos esfuerzos hasta la fecha parte de su historia viene de la lucha personal por participar en la investigación científica y educativa global

 

En 2009, una estudiante rusa de neurociencias llamada Aleksandra Elbakyan comenzó su tesis sobre el escaneo biométrico en la Universidad de Kazajstán. Como muchos estudiantes y académicos fuera de las universidades de EE.UU. y Europa, Elbakyan tenía poco acceso a la investigación sobre su tema: su universidad no disponía de suscripciones a las bases de datos internacionales que contienen la mayoría de los artículos científicos del mundo. Como muchos investigadores en situación similar, confió en la posibilidad otros colegas le compartieran el material que necesitaba proporcionándole acceso.

Encontrar artículos en tales circunstancias era aleatorio y lento. En su mayor parte, Elbakyan los obtuvo a través de contactos personales o redes profesionales que le enviaron las solicitudes individuales de artículos con las copias. Las copias digitales no autorizadas de libros y artículos comenzaron a ser puestas en línea a principios de la década de 2000. En la mayoría de los casos, estas colecciones eran pequeñas colecciones personales de materiales escaneados, compartidos a través de listas de correo y cuentas de medios sociales. En un en pocos casos, estas colecciones se convirtieron en archivos más grandes.

La web LibGen (library Géneris), la biblioteca Hansi en español, y el archivo de teoría social Aaaaaarg (sí, como el grito pirata) fueron los primeros ejemplos. Juntos, estos métodos de recolección y compartimiento de materiales permitieron una lenta osmosis de la literatura académica de las universidades, estudiantes e investigadores más privilegiadas con las menos privilegiados. Elbakyan encontró una forma de acelerar el proceso.

En 2011, Elbakyan lanzó Sci-Hub, un servicio de búsqueda y descarga de artículos de revistas. Sci-Hub estaba conectado con LibGen, que para entonces había crecido hasta convertirse en un archivo académico, en su mayoría no autorizado, de más de medio millón de libros y artículos. La innovación de Elbakyan fue movilizar a los colegas de la universidad para que compartieran no artículos individuales, sino credenciales de “red privada virtual” para intranets de campus en las universidades occidentales, lo que permitió el acceso a las principales bases de datos de revistas.

El método era simple pero ingenioso. Si el artículo no se encontraba en LibGen, Sci-Hub buscaba en las principales bases de datos de revistas utilizando las credenciales adquiridas. Cuando el usuario descargaba la copia, Sci-Hub subía simultáneamente una copia a LibGen, asegurándose de que la siguiente solicitud del documento pudiera ser atendida a partir de la colección. En 2016, SciHub/LibGen había crecido hasta disponer de alrededor de cincuenta millones de artículos, que durante un período de seis meses en 2015-2016, llegó a tener más de 28 millones de descargas.

Como Sci-Hub eludió las barreras de pago en las que gran parte de la publicación científica se construyó el mundo, los principales editores estaban deseosos de cerrarlo. A finales de 2015, Elsevier, cuya base de datos de ScienceDirect fue una fuente importante para Sci-Hub, denunció en un tribunal de los EE.UU. al servicio, LibGen, y a Elbakyan personalmente. A principios de 2017, el resultado era aún inciertos: Sci-Hub se había visto obligado a cambiar de dominio dos veces y había desactivado su función de capacidad de búsqueda directa. Pero las plataformas Sci-Hub y LibGen fueron acogidos por servicios rusos que siguen estando relativamente fuera de los requerimientos de los EE.UU., los sitios dependen de otras partes de las Internet que no son más vulnerables a los registradores de nombres de dominio bajo presión legal, motores de búsqueda y proveedores de servicios de Internet en particular.

Sin embargo, como todos sabían, desde Elbakyan hasta Elsevier, la importancia de Sci-Hub no era su permanencia como servicio, si no  su condición de prueba de concepto. Su archivo central de cincuenta millones de artículos estaba disponible gratuitamente y sus funciones básicas de búsqueda y archivo se replicaban fácilmente. La propia Elbakyan estimó que el archivo completo se había copiado muchas veces, y que iba mucho más allá de la red de académicos y hackers rusos que formaron la comunidad central detrás de LibGen. Aunque Elbakyan no hizo ningún esfuerzo significativo para ocultar su identidad y podría ser arrestada por los cargos que se le imputaban de violación de los derechos de autor, la red más amplia de piratas que hay detrás de los demás servicios ha mantenido un perfil mucho más bajo.

Shadow Libraries explora esta reorganización del flujo de materiales educativos y de investigación a medida que pasan de los autores a los editores y bibliotecas, a los estudiantes e investigadores, y de las universidades comparativamente ricas a las más pobres. Examina la historia de las batallas políticas sobre el acceso a la educación en los países en desarrollo desde la Segunda Guerra Mundial, desde las políticas de bibliotecas y las subvenciones a los libros más recientemente, modelos de publicación “abiertos” que han surgido en el sector de la educación superior.

Si la historia de Elbakyan ha tenido la repercusión que ha tenido, es en parte porque lleva esta contradicción en el proyecto académico a un fuerte relieve: universalista en principio y desigual en la práctica. Shadow Libraries es una estudio de esa tensión en la era digital los estudiantes obtienen los materiales que necesitan. Mapea la práctica omnipresente de la fotocopia y lo que es, en muchos casos los casos más marginales de compra de libros, visitas a bibliotecas y descargas. de fuentes no autorizadas. Examina las redes informales que surgen en muchos contextos que comparten materiales, desde redes de estudiantes hasta grupos de Facebook, y por los procesos que condujeron a la consolidación de algunos de esos esfuerzos en un proceso más organizado que circulan fuera de línea y a veces en línea. Si Sci-Hub de Elbakyan es el más grande de estos esfuerzos hasta la fecha, el más característico es la lucha personal para participar en la investigación científica global. y educativas, y el recurso a una amplia gama de estrategias y programas ad hoc  cuando faltan medios formales y autorizados. Si la historia de Elbakyan ha golpeado un acorde, es en parte porque lleva esta contradicción en el proyecto académico a un un nivel superior: universalista en principio y desigual en la práctica. Shadow Libraries es una estudio de esa tensión en la era digital.

Un pensamiento en “Bibliotecas en la sombra: acceso al conocimiento en la educación superior global.

  1. Pingback: Cómo las bibliotecas universitarias garantizan la confianza en el proceso de investigación del siglo XXI | Universo Abierto

Los comentarios están cerrados.