Aumento de los niveles de dependencia tecnológica. El 74% de los propietarios de teléfonos móviles dicen que sería difícil renunciar a su dispositivo

Perrí, Andrew. Declining share of Americans would find it very hard to give up TV. New York: Pew Research Centre, 2018

Texto completo

Aumenta el porcentaje de los propietarios de teléfonos móviles y de los usuarios de Internet que afirman que sería muy difícil renunciar a su teléfono móvil o a Internet, respectivamente. y disminuye la proporción de estadounidenses encontraría muy difícil dejar la televisión. Apenas el 31% de los estadounidenses dicen que sería muy difícil dejar de ver la televisión, un descenso de 13 puntos porcentuales con respecto a 2006. 

 

Se estima que el 96.5% de los hogares estadounidenses tienen un televisor. Sin embargo, sólo alrededor de un tercio de los estadounidenses dice que sería “muy difícil” dejar de ver la televisión -muy inferior a la proporción de adultos estadounidenses que dicen lo mismo sobre su teléfono móvil o Internet, según una encuesta del Pew Research Center realizada en enero.

Hoy en día, sólo el 31% de los estadounidenses dicen que sería muy difícil dejar la televisión, un descenso de 13 puntos porcentuales con respecto a una encuesta realizada en 2006 por el Centro. En total, poco más de la mitad de los adultos de EE.UU. (55%) dicen que no les sería muy difícil abandonar la televisión.

Por el contrario, aproximadamente la mitad (52%) de los propietarios de teléfonos móviles dicen que sería muy difícil renunciar a su teléfono móvil o smartphone, y una proporción similar de usuarios de Internet (50%) dice que sería muy difícil renunciar a Internet. Cada uno de ellos representa un aumento notable en comparación con 2006. En total, el 74% de los propietarios de teléfonos móviles dicen que sería algo difícil renunciar a su dispositivo móvil, y el 73% de los adultos en línea dicen lo mismo sobre Internet en general.

A pesar de que una proporción cada vez mayor de estadounidenses utiliza diversas plataformas de medios sociales, sólo el 14% de estos usuarios dicen que sería muy difícil dejar de utilizar los medios sociales por completo. Esa cifra no ha variado en gran medida con respecto a una encuesta realizada en 2014. Al mismo tiempo, la proporción de usuarios de medios sociales que dicen que estas plataformas serían al menos un poco difíciles de abandonar ha aumentado en 12 puntos porcentuales durante ese tiempo (del 28% en 2014 al 40% en la actualidad).

Los estadounidenses mayores y los más jóvenes difieren sustancialmente en sus respuestas a estas preguntas, especialmente cuando se trata de la televisión. Alrededor de la mitad (48%) de las personas de 65 años o más dicen que sería muy difícil dejar de ver la televisión, el triple de la proporción de jóvenes (de 18 a 29 años) que dicen lo mismo (16%). Encuestas anteriores del Centro de Investigación Pew han encontrado que los jóvenes informan que la forma principal de ver la televisión es a través de un servicio de streaming en línea, en lugar de una suscripción tradicional de cable o satélite.

Por el contrario, los jóvenes que usan otras tecnologías son más inclinados que los adultos mayores a decir que sería muy difícil renunciar a sus teléfonos móviles (52% vs. 42%), a los medios sociales (18% vs. 10%) o a Internet en general (56% vs. 38%).

Entre los estadounidenses en general, una gran mayoría ahora es propietaria de un teléfono inteligente o utiliza Internet, y aproximadamente siete de cada diez utiliza los medios sociales, según encuestas realizadas por el Centro.