Las bibliotecas son espacios para hacer y conectar con el aprendizaje

 

111214-book machine.jpg

La Biblioteca Pública de Sacramento dispone de un servicio de autopublicación con la maquina de edición bajo demanda “I Street Press”, una imprenta profesional donde los residentes pueden convertir un PDFs en un libro encuadernado por menos de $10.

 

 

Las bibliotecas son espacios para hacer y conectan eso con el aprendizaje. En la era de Google y Amazon, la relación de la biblioteca son los libros, está cambiando, ya la única función no es el préstamo de libros, bibliotecas de todo el mundo están diversificando sus servicios para adaptarse a su entorno y seguir siendo relevantes para sus usuarios, ya que las bibliotecas como instituciones públicas se encuentra en una posición única para convocar a los miembros de la comunidad y compartir sus experiencias de todo tipo.

Desde su creación en 2015  Library of Things presta más de 100 artículos diferentes desde instrumentos, máquinas de coser hasta bicicletas. Cada artículo se presta por una semana a la vez y los titulares de la tarjeta pueden reservar cualquier objetoal igual que pueden con los libros. Los usuarios también pueden hacer desideratas, la adquisición de determinados objetos responde a las solicitudes de los usuarios, pero en otros casos se trata de una adquisición realizada por la biblioteca para experimentar si la gente querrá usarlo y para qué podría usarlo.

Por ejemplo, la Biblioteca Libre de Filadelfia recientemente construyó una cocina de grado culinario con una lista completa de clases que van desde simples clases de “cocina saludable” hasta clases para personas que quieren ser cocineros profesionales.

La Biblioteca Pública de Sacramento ha ido añadiendo constantemente objetos a sus servicios más allá de los libros. Desde un pequeño estudio de grabación, hasta una instalación para aprender programación o a manejar objetos virtuales con realidad virtual. La sucursal Central y la sucursal de Arcade cuentan con Makerspaces y la biblioteca Central tienen a disposición de sus usuarios una máquina de autopublicación “I Street Press“, una imprenta de grado profesional en la que los residentes pueden convertir un PDF manuscrito en un libro encuadernado por menos de $10, tal y como hacen las empresas de edición bajo demanda.

El objetivo de todo este movimiento es involucrar a las personas, que dispongan de recursos con los que experimentar nuevos aprendizajes de manera informal, y que entre ellos se propicie un espíritu cooperación y una identidad de comunidad.

 

Anuncios