Una bibliotecaria salvó la vida de 55 personas cuando un pistolero abrió fuego en una escuela secundaria de Florida y mató a 17 personas.

diana-haneski

Diana Haneski al lado de una cruz erigida para las víctimas del tiroteo escolar en Parkland, Florida REUTERS.

La bibliotecaria Diana Haneski guió a 55 personas a la sala de prensa en la parte trasera de la biblioteca de la Escuela Secundaria Marjory Stoneman Douglas durante el tiortero del Día de San Valentín. Cerró la puerta con llave e hizo que todo el mundo se escondiera detrás de lo que encontrara mientras el pistolero se encontraba por los pasillos, matando a 17 personas e hiriendo a 14.

Ver noticia en The Mirror

Ver noticia en Reuters

Diana Haneski, una bibliotecaria especialista en medios de comunicación de Marjory Stoneman Douglas High School en Parkland, pasó a la acción alertada por los primeros disparos llevando a 50 estudiantes y cinco adultos a una sala del equipo de medios de comunicación en la parte trasera de la biblioteca y cerró las puertas con llave. Algunos profesores de la escuela creían que el tiroteo era un simulacro, ya que recientemente habían recibido formación y se les había informado de que se produciría un incidente simulado. Al darse cuenta de que el tiroteo era real, le dijo a la gente que se sentara en el piso de la sala de prensa y se escondiera detrás de los objetos. Cerró la ventana y apagó las luces. Haneski le dijo a Reuters que tan pronto como oyó la advertencia de cierre, incluso antes de que oyeran los primeros disparos, gritó a los estudiantes:”‘ ¡Venid aquí! “¡Venid aquí!!”

En una entrevista a Reuters, Diana Haneski, de 57 años, dijo que sabía como proceder ya que tuvo en cuenta como en otra ocasión una colega bibliotecaria Yvonne Cech, había logrado salvar a 22 personas durante la masacre de la Escuela Primaria Sandy Hook en 2012 encerrado a 18 niños y cuatro adultos en un pequeño armario durante el tiroteo.

 

Anuncios