Taylor & Francis apuesta por las políticas de intercambio de datos

understanding-our-data-sharing-policies

Ver imagen ampliada

Esta semana Taylor & Francis anunció que aplicará una política básica que fomentará el intercambio de datos a todos los títulos de revistas de su propiedad, con el objetivo de que sus publicaciones trabajen con políticas de intercambio de datos más progresivas durante 2018.

Ver anuncio

Data sharing policies

A partir de 2018, Taylor & Francis introducirá nuevas políticas sobre el intercambio de datos. La política básica de intercambio de datos, que se aplica en muchas revistas, animará a los autores a depositar los datos en un repositorio adecuado, citarlos e incluir una declaración de disponibilidad de datos que explique dónde otros que pueden acceder a los datos.

Los datos son un producto clave en y para la investigación, por lo tanto, compartirlos presenta una multitud de oportunidades para la investigación y los investigadores. Las nuevas políticas tienen por objeto promover un mayor intercambio de datos para mejorar la solidez de todo el proceso de investigación, respaldando la transparencia, la reproducibilidad y la replicabilidad de los resultados.

Además posibilita la capacidad de cita no sólo del resultado final de la investigación, si no también de los datos aportados, lo que permitirá a los investigadores obtener y dar crédito adicional a sus investigaciones por sus valiosos hallazgos de datos. Cuando los autores compartan datos, se les pedirá que incluyan una declaración de disponibilidad de datos, lo que mejorará la posibilidad de descubrir su investigación. Las políticas abarcan desde el fomento del intercambio de datos hasta la apertura de los mismos con una licencia, ofreciendo flexibilidad y garantizando al mismo tiempo la satisfacción de las necesidades de los diferentes campos y disciplinas.

¿Por qué compartir datos?

  • Algunos proveedores de fondos exigen ahora que se compartan los datos (puede comprobarlo utilizando esta práctica herramienta Sherpa-Juliet), y cada vez es más común que algunas áreas temáticas pongan los datos a disposición de todos. Hay varios beneficios al compartir datos
  • Compartir públicamente los datos mejora la solidez del proceso de investigación, apoyando la validación, la transparencia de la investigación, la reproducibilidad y la replicabilidad de los resultados. Esto puede a su vez, hacer avanzar el descubrimiento y el conocimiento.
  • Compartir datos puede conducir a la reutilización y el descubrimiento, con mayores oportunidades para realizar metanálisis y extraer nuevos conocimientos.
  • Depositar los datos en un repositorio que ofrece un identificador permanente como un DOI, permite a los autores y a otros citar el conjunto de datos, lo que permite a los investigadores obtener el crédito apropiado para su trabajo.
  • La deposición de datos apoyan la preservación de datos a largo plazo.
  • Una mayor disponibilidad pública de los datos de investigación apoya consecución de la investigación en la práctica.

 

Cualquier investigación sólida y reproducible descansa sobre una base de datos sólidos y accesibles. Para que esto sea así tanto en la práctica como en la teoría, los datos deben tener la debida importancia en la práctica de la erudición y estar depositados en un registro académico duradero. En otras palabras, los datos deben considerarse productos legítimos y citables de la investigación. La citación de datos, al igual que la de otras evidencias y fuentes, es una buena práctica de investigación y forma parte del ecosistema académico que apoya la reutilización de datos. Por ello Taylor & Francis sigue los principios DC1 Data citation principles de FORCEE 11:

 

Anuncios