Los audiolibros son el formato de libro digital con mayor potencial de crecimiento.

istock_000015512756xsmall

Los audiolibros son el formato de libro digital con mayor potencial de crecimiento. El crecimiento de los audioebooks ha  venido en buena medida impulsado por la creciente popularidad del formato de descarga digital. El teléfono móvil es citado por los editores y minoristas como el dispositivo más popular en el que la gente escucha audiolibros. Además, las aplicaciones para escuchar podcasts y audiolibrs están comenzando a ganar más funcionalidad 

A lo largo de los últimos tres años, el segmento de mayor crecimiento de la publicación son los audiolibros. La industria global de audiolibros actualmente se evalúa en 3.5 mil millones de dólares, siendo Estados Unidos el mayor mercado con 1.8 mil millones de dólares en ventas de audio en 2016, lo que supuso un aumento del 31% respecto a 2015.

Los géneros  más populares en de audiolibro durante 2016 fueron misterio, thriller, romance y fantasía / ciencia ficción.  Por cierto, estos son también los géneros más populares en libros electrónicos, por lo que se da poco solapamiento entre los dos formatos.

Una de las mayores tendencias en 2017 será que las compañías incluirán más audiolibros en su oferta aprovechando su base de clientes para probar un nuevo formato y generar más ventas. Además, habrá más compañías aprovechando los podcasts como una puerta de entrada a los audiolibros, ya que ambos formatos están en crecimiento. Un buen ejemplo de esto es Tunein Radio, que fue una primera compañía de música que extendió su oferta a los podcasts, para finalmente desarrollar una sólida colección de audiolibros. También otras empresas como Pandora, Spotify está desarrollando estrategias similares.

Los audiolibros son más populares que nunca en las bibliotecas, por lo que muchas empresas están ofertando colecciones de audiolibro en las plataformas de préstamo. En la actualidad empresas como OverDrive cuya plataforma da servicio al 75% de las bibliotecas estadounidenses, dispone de más de 100.000 títulos de audiolibros en su catálogo.

La Biblioteca Pública de Nueva York desarrolló una aplicación SimplyE que incluía contenidos de Overdrive, 3M, Baker y Taylor, Zinio y editores educativos. También esta biblioteca, que es una referencia para el mundo profesional, desarrolló el Proyecto de Historia Oral de la Comunidad, una iniciativa que tiene como objetivo documentar, preservar y difundir la rica historia de los barrios de la ciudad mediante la recopilación de las historias de personas de primera mano contadas por quienes los habitan. El Proyecto de Historia Oral se inició en 2013 en la Biblioteca del Mercado de Jefferson, en Greenwich Village, y desde entonces se ha ampliado en los barrios del Bronx, Harlem, y Staten Island, y también a otras comunidades más allá de los barrios, y del espacio geográfico a través de programas como “Vidas Visibles: Historias orales de la Discapacidad”,  “Proyecto de Historia Oral de los Veteranos de Nueva York”, etc.Hasta la fecha, los voluntarios de la comunidad han recogido más de mil historias. Todas las grabaciones están disponibles actualmente en oralhistory.nypl.org, y serán archivadas en la Biblioteca de investigación Irma and Paul Milstein Division of United States History, Local History and Genealogy

Cualquier persona que quiera ayudar a editar transcripciones en línea puede visitar Together we listen  para escuchar las colecciones de cuentos. Además la NYPL también está organizando eventos presenciales en varias sucursales de la biblioteca para alentar a los miembros de la comunidad a ayudar a recoger y transcribir las historias orales de sus propios barrios.

Junto a Together we listen (escuchamos juntos), un buen ejemplo del uso innovador del compromiso público de la biblioteca con sus comunidades para ayudar a digitalizar y ampliar el acceso a sus colecciones de investigación, se están desarrollando otros proyectos como What’s On The Menu? (¿Qué hay en el menú? ), Building Inspector (inspector de edificios), y Emigrant City (Ciudad de emigrantes), en los que voluntarios de todo el mundo han realizado millones de tareas tales como la transcripción de los platos de los menús de restaurantes históricos, la identificación en mapas de edificios, y las transacciones de bienes raíces en documentos bancarios históricos, que han producido nuevos conjuntos de datos de la investigación y la mejora de descubrimiento de colecciones. De igual manera el programa Together we listen, en el que las colecciones se procesan primero automáticamente (utilizando técnicas de detección visual o de audio) y posteriormente son revisados y enriquecidos por los ciudadanos participantes.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s