La biblioteca futurista de Thionville un espacio para el encuentro, la convivencia y el aprendizaje

33095160386_a7f3135f1c_o_d

Ver más fotografías

Cada vez la imagen de las bibliotecas corresponde menos con la clásica fila de hileras de estanterías atestadas de libros, pues cada vez va siendo más común encontrarse con bibliotecas que ofrecen otros medios alternativos al libro, un espacio para la convivencia, y una lugar de aprender nuevas habilidades. De este modo la biblioteca pública en Thionville es un ejemplo de cómo las bibliotecas evolucionan para satisfacer las necesidades cambiantes de las comunidades.

Thionville es una ciudad de 40 mil habitantes en el departamento del Mosela, en el noreste de Francia. La biblioteca fue diseñada por Dominique Coulon and Associates, una agencia de arquitectura de Estrasburgo. El propósito de los creadores era crear el proyecto que se convertiría en un nuevo modelo para el nuevo concepto de biblioteca como “Tercer lugar“. El edificio fue inaugurado en 2016. Se llama Puzzle – Mediathèque de Thionville, ya que el paseo por la biblioteca se convierte en un proceso de revelación de los diversos universos que constituyen este espacio a modo de puzzle.

El despliegue desde el exterior acentúa esta impresión de espacio infinito.Sin que exista una lectura inequívoca del espacio; la percepción que uno tiene de ella revela una complejidad y una riqueza inesperada. Es un lugar de libertad. Un espacio creativo que favorece la creatividad de las personas.

El espacio es fluido, y las múltiples rutas ofrecen puntos de vista constantemente renovados. El color y los materiales del espacio principal ponen de manifiesto las variaciones de luz y color que contrastan con la naturaleza material de los espacios burbuja. El techo y las paredes parecen flotar

La biblioteca tiene espacios con césped por todas partes, lo que invita a descansar y pasar un rato agradable leyendo, mirando o estudiando. También podemos encontrar decenas de rincones y espacios personalizados para la lectura en silencio, a modo de burbujas de lectura.

public-library-in-thionville-picture-1

Burbuja de lectura

Los arquitectos concibieron la biblioteca como una sala de estar colectiva de la ciudad; con el objetivo de atraer a los diferentes tipos de personas que podrían utilizarla para desarrollar experiencias colectivas y momentos únicos, a través de espacios con diversas personalidades, mobiliario diferenciado , y un montón de espacios al aire libre.

public-library-in-thionville-picture-7

Espacios abiertos

Este proyecto tiene la ambición de convertirse en un nuevo modelo para las bibliotecas de medios. El programa pone en tela de juicio las funciones de una biblioteca tradicional, otorgándole el contenido de un “Tercer lugar” – un lugar donde los usuarios se convierten en actores en sus propias experiencias, un espacio para la creación y la recepción.

public-library-in-thionville-picture-2

Zona interior

El edificio incluye áreas para exposiciones, exhibiciones, creación, estudios de música y un café-restaurante. Las diversas actividades del programa se combinan entre sí, a través de un espacio dinámico y fluido.

La fachada se asemeja a una cinta desplegable que sirve de telón de fondo a los diferentes universos contenidos en el proyecto. Con secciones huecas y sólidas que producen una ambigüedad entre el interior y el exterior, cuestionando las fronteras del espacio público. De este modo el espacio se vuelve incierto: deja de tener contornos claros y se pone en cuestión en términos prácticos. La luz se extiende a lo largo de la cinta, y la cinta distribuye la luz a la zona en el corazón del edificio.

public-library-in-thionville-picture-4

Zona exterior para el trabajo colectivo

El edificio hace posible nuevos usos: la gente puede echar una siesta, hacer un pic-nic, leer afuera, o reunirse en grupo. El edificio descansa en un principio de sistemas independientes e irregulares, cada uno con su propia lógica, creando tensión en el espacio y en cómo se lee.

public-library-in-thionville-picture-5

Área de narración

El edificio incluye zonas muy específicas, como un área de narración, laboratorios de lenguaje, lugares para entretenerse con videojuegos, una sala de artes plásticas, etc. En las zonas burbuja, las personas están aisladas de los otros universos, como una vía de escape de las áreas colectivas. Las burbujas son el último refugio, la parte más íntima del edificio.

public-library-in-thionville-picture-3

Espacios burbuja

Una rampa de jardín ofrece otra vía de escape hacia el exterior, que conduce a un bar de verano, punto culminante del paseo arquitectónico. El jardín extiende la pasarela interior, acercándose a la línea del horizonte; donde la ciudad desaparece.

5891b1de4029e

HyperFocal: 0

Zona infantil

dominique-coulon-associes-eugeni-pons-david-romero-uzeda-media-library-third-place-in-thionville

Noma de ejecución musical

media-third-place-library-type-in-thionville-dominique-coulon-architecture-france_dezeen_2364_col_21

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s