Reimaginando la biblioteca universitaria para un aprendizaje más activo

1787_thomas-street-1-wr-721x456

Boosinger, M., B. MacEwan, et al. [e-Book] Reconfiguring Auburn University’s Main Library for Engaged Active Student Learning, IThaka, 2016

Texto completo

Los efectos de la innovación tecnológica han sido rápidos, significativos y bien documentados; en consecuencia, las bibliotecas han respondido positivamente a estos cambios en función de la forma en que la gente lee, comunica e investiga proporcionando contenido digital y renovando los espacios para apoyar las nuevas necesidades de trabajo y de información de sus usuarios. En este informe describe una iniciativa de reconfiguración del espacio desarrollada en la Universidad de Tecnología de Sydney (UTS)

Cada vez más universidades ofertan cursos “híbridos”, “aulas invertidas” y “aprendizaje activo”, Los profesores facilitan el acceso a materiales en línea y comprometen a los estudiantes con la exploración grupal y la resolución de problemas durante el tiempo de clase. Las aulas están cambiando para apoyar nuevas pedagogías: los espacios informales de aprendizaje ya están presentes en muchas universidades. Tecnólogos instructivos y otros especialistas apoyan a sus comunidades de enseñanza e investigación con aplicaciones, dispositivos y la creación de actividades de aprendizaje en línea. Este informe de  Ithaka S + R  es un estudio de caso describe una iniciativa de la Universidad de Tecnología de Sydney (UTS) para dar forma a espacios para nuevos tipos de enseñanza y aprendizaje. Por ello se han adaptado y construido espacios y edificios innovadores en su campus en los últimos años, cuyo objetivo es apoyar las nuevas pedagogías para trabajar más de acorde con las nuevas necesidades de un aprendizaje más activo.

housing-hero-002

Zonas de descanso con billar y ping pong

Las nuevas pedagogías están creando oportunidades para que las bibliotecas se conecten directamente al currículo y apoyen a los estudiantes a los que se les pide que trabajen de nuevas maneras. Una cosa es reconocer que, sin embargo, se necesita un cambio y otro diseñar cambios que efectivamente apoyen formas emergentes de enseñanza y aprendizaje. Tal fue el caso en la Universidad de Auburn, donde un proyecto para construir un nuevo edificio específicamente para las clases de Aprendizaje Activo de Estudiantes Activos (EASL) proporcionó a la biblioteca la oportunidad de renovar su planta principal. El nuevo Mell Classroom Building incorporará en su vestíbulo de entrada la fachada de la biblioteca y los terceros y cuartos pisos de la biblioteca se conectarán a los pasillos de la nueva estructura. Por ello se aprovecho la oportunidad para proporcionar espacio específicamente para apoyar las actividades académicas fuera de la clase de los estudiantes en las clases de la EASL.

uts_04

Para ello se creó un equipo y pidieron a los miembros de la facultad y a los estudiantes que expresaran sus expectativas respecto a los espacios y servicios, teniendo en cuenta otras prácticas de estudiantes y profesores tanto en clase como fuera de clase.

.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s