Módulo Taller de escritura creativa

407_large

(2012). [e-Book] Módulo Taller de escritura creativa. Bogotá, Biblioteca Nacional de Colombia, 2012.

Texto completo

Durante la infancia, en el aprendizaje de la lengua materna, estamos como nunca en relación con el lenguaje literario. Es en esos primeros días de nuestra vida cuando descubrimos el poder de las palabras, comprobamos que basta con nombrar algo para que ese algo sea. Se nos hace cierto aquello de que “una palabra tuya bastará para sanarme”. Experimentamos que el lenguaje es música y jugamos con él, y con la música que produce. Nos apasionamos por esa maravilla que parece fundar el mundo a medida que sale de nuestros labios. Decir agua es crear el agua. Decir pájaro es crear el vuelo. Decir noche es convocar los miedos. Decir luz es disipar las sombras. Escuchamos palabras nuevas y las recibimos como juguetes extraordinarios. Las hacemos nuestras y comenzamos a jugar con ellas. Hay algo más maravilloso todavía: esas dádivas nos ayudan a tener una experiencia que se transforma y que podemos transformar. Durante la infancia trocamos los sentidos de las palabras, nos complacemos con sus sonidos, los invertimos, los modificamos y reímos con nuestras osadías. Nunca como en la infancia estamos tan cerca de realizar plenamente lo que más tarde intentamos en vano hacer los escritores.

Después viene la educación y todo aquel esplendor termina. Entramos en ese proceso en el cual nos volvemos serios y se nos enseña contra nuestra voluntad y contra toda evidencia vital que la palabra cuerpo quiere decir cuerpo. Es como si en cambio de escuchar todas las notas y sus posibles combinaciones nos obligaran a escuchar una sola de ellas. O como si en cambio de ver todos los tonos e intensidades de los colores nos obligaran a ver todo gris.

La relación con el lenguaje literario, con el poder de las palabras y su uso libre y poderoso ocurre en la infancia y, por ello, todos tenemos un antecedente de relación con el lenguaje literario, así luego la vida nos convierta en profesionales, políticos, militares o científicos.
En algunos ejercicios de escritura que se realizan con niños podemos ver con claridad el poder literario de esas primeras escrituras.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s