Fomento de la lectura en el entorno digital

European Commission, Directorate-General for Education, Youth, Sport and Culture, Promoting reading in the digital environment, Publications Office, 2016, https://data.europa.eu/doi/10.2766/984241

PDF

ePub

La Agenda Europea para la Cultura de 2007 abrió un nuevo capítulo de cooperación en el ámbito cultural entre los Estados miembros de la Unión Europea, permitiendo intercambios sobre temas de interés común y sobre aquellos en los que el aprendizaje mutuo puede ser especialmente beneficioso. Estos intercambios tienen lugar a través de un proceso denominado método abierto de coordinación (MAC). Se trata de una cooperación voluntaria entre los Estados miembros interesados, que designan a expertos para que compartan sus prácticas y experiencias con el fin de mejorar su propio trabajo. Las prioridades del método abierto de coordinación en el ámbito de la cultura se establecen mediante planes de trabajo plurianuales, acordados por los Ministros de Cultura de los Estados miembros en el Consejo de Educación, Juventud y Deporte. El Plan de Trabajo del Consejo para la Cultura 2015-2018 define las prioridades actuales y da una indicación precisa de los temas que se tratarán en cada prioridad en el período de 4 años. La prioridad A se define como Cultura Accesible e Inclusiva, y bajo este epígrafe se invitó a los Estados miembros a designar expertos para trabajar durante un año (2015) en el tema de la promoción de la lectura en el entorno digital, para mapear las mejores prácticas y elaborar un informe con estudios de casos. Este informe se presenta ahora. El texto completo del mandato del subgrupo se expone y analiza a continuación. La cuestión de qué aspectos priorizar en el poco tiempo disponible suscitó un animado debate entre los expertos participantes. El Plan de Trabajo dio algunas pistas, además del propio mandato, indicando que el trabajo del grupo debía centrarse en la promoción de la lectura «como herramienta para difundir el conocimiento, potenciar la creatividad, apoyar el acceso a la cultura y la diversidad cultural y desarrollar la conciencia de una identidad europea, teniendo en cuenta las diversas condiciones aplicadas a los libros electrónicos y a los libros físicos».