Una biblioteca sin bibliotecario es un almacén

A library without a librarian is a warehouse
– Susan Schavet, Director of Seabrook Library in New Hampshire, USA. Princh, nov. 2021

Ver completo

La biblioteca es el primer lugar en el que se experimenta el dulce placer de la lectura. Mientras crecía, mi visita semanal a la biblioteca me permitía revisar minuciosamente todos los nuevos libros cuidadosamente seleccionados que se exponían. Seleccionados por una bibliotecaria con un buen ojo para lo que estaba de moda en el mundo de la literatura infantil.

He ido envejeciendo a través del sistema de bibliotecas; desde las horas de cuentos, las manualidades, los clubes de lectura hasta las sesiones de investigación y estudio, y las frenéticas horas de redacción. A través de todo esto descubrí que una fuente constante de consuelo en las bibliotecas que visité no era en realidad el Sistema Decimal Dewey (por muy fascinante que sea), sino que eran los bibliotecarios, que están ahí para cada página y paso de la vida.

Una biblioteca no es sólo un lugar para almacenar libros, los bibliotecarios no son trabajadores de almacén, son un importante recurso de la comunidad. Cuando la gente entra en una biblioteca, quiere saber algo más allá que sólo pensar en libros. Quieren saber sobre la zona, los próximos eventos, los mejores lugares de la ciudad. Todo esto no sería posible sin bibliotecarios dedicados, dispuestos a trabajar duro para proporcionar un servicio importante.