Definir las competencias que necesitarán los ciudadanos en el futuro mundo laboral

Defining the skills citizens will need in the future world of work. McKinsey&Company, 2021

Texto completo

Para que los ciudadanos puedan desarrollar sus capacidades en el futuro, necesitarán nuevas competencias, pero ¿cuáles? Una encuesta realizada a 18.000 personas de 15 países sugiere las que los gobiernos podrían priorizar.

Una investigación del McKinsey Global Institute ha analizado el tipo de puestos de trabajo que se perderán, así como los que se crearán, a medida que la automatización, la IA y la robótica se afiancen. Y ha deducido el tipo de habilidades de alto nivel que serán cada vez más importantes. La necesidad de habilidades manuales y físicas, así como las cognitivas básicas, disminuirá, pero la demanda de habilidades tecnológicas, sociales y emocionales, y cognitivas superiores crecerá.

Los gobiernos quieren ayudar a sus ciudadanos a desarrollarse en estas áreas, pero es difícil diseñar planes de estudio y las mejores estrategias de aprendizaje sin ser más precisos sobre las habilidades necesarias. Es difícil enseñar lo que no está bien definido.

Por ello, se llevó a cabo una investigación con el propósito de ayudar a que las definiciones tomen forma y puedan contribuir a que las competencias que necesitan los ciudadanos para estar preparadas para el mundo laboral. La investigación identificó un conjunto de 56 competencias fundamentales que beneficiarán a todos los ciudadanos y demostró que un mayor dominio de las mismas ya está asociado a una mayor probabilidad de empleo, mayores ingresos y satisfacción laboral.

Algunos trabajos serán, por supuesto, especializados. Pero en un mercado laboral cada vez más automatizado, digital y dinámico, todos los ciudadanos se beneficiarán de tener un conjunto de habilidades fundamentales que les ayuden a cumplir los tres criterios siguientes, independientemente del sector en el que trabajen o de su ocupación:

  • Añadir valor más allá de lo que pueden hacer los sistemas automatizados y las máquinas inteligentes
  • Operar en un entorno digital
  • Adaptarse continuamente a nuevas formas de trabajo y nuevas ocupaciones

Para ello se partió de cuatro amplias categorías de habilidades -cognitivas, digitales, interpersonales y de autoliderazgo- y se identificaron 13 grupos de habilidades distintas que pertenecen a esas categorías. La comunicación y la flexibilidad mental son dos grupos de habilidades que pertenecen a la categoría cognitiva, por ejemplo, mientras que la eficacia del trabajo en equipo pertenece a la categoría interpersonal.