Makerspaces – revolucionando la fabricación y revitalizando la mano de obra

Makerspaces— Revolutionizing Manufacturing and Revitalizing the Workforce. Written by Tara Sweeney West Coast Industrial Solutions Magazine jul. 2021

Ver noticia completa

Dale Dougherty, director general de Make Community, describe la Comunidad Maker como “Personas con experiencia creativa y técnica que tienen ideas que les gustaría compartir con otros para hacerlas realidad para construir algo”.”. Incluso la estructura de la Comunidad Maker es muy adaptable: es una red global de makerspaces localizados. La sede de un makerspace puede variar desde bibliotecas, escuelas, universidades, hasta organizaciones comunitarias sin ánimo de lucro, pasando por grupos internos patrocinados por empresas, siempre que proporcionen las herramientas, los materiales y el entorno para hacer e innovar. Los espacios para creadores se desarrollaron a principios de la década de 2000 al calor del movimiento DYI (hazlo tu mismos). Desde entonces, se han convertido en un medio para que los tecnólogos codifiquen y construyan aparatos electrónicos sofisticados, como explica el Foro Económico Mundial.

Algunos makerspaces son espacios de trabajo compartidos informales, mientras que otros ofrecen cursos informales sobre temas como la electrónica (tanto de hardware como de software), la impresión 3D, la fabricación aditiva o sustractiva, los textiles, la biotecnología, la mecánica automotriz y el termoconformado o ‘Vacuum forming’ que es uno de los métodos más antiguos y comunes de procesamiento de materiales plásticos. El proceso consiste en calentar una lámina de plástico hasta que esté blanda y colocarla sobre un molde. Se aplica un vacío que absorbe la lámina en el molde. A continuación, la lámina se expulsa del molde.

Entre los distintos tipos de makerspaces se encuentran los fablabs y los hackerspaces. El centro de Fresno, California, tiene ejemplos de cada uno de estos tipos de makerspaces: Ideaworks, que funciona más bien como un makerspace general; Pi-Shop, que actúa como fablab y como incubadora de empresas; y Root Hackerspace que, como su nombre indica, es un espacio hacker más generalizado, aunque tiene capacidades de makerspace.