¿Los libros de texto serán cosa del pasado? después del cierre de bibliotecas por la pandemia cada vez más estudiantes optan por el aprendizaje digital

Textbooks to be a thing of the past as more students opt for digital learning. The Mirror, julio 2021

Ver notica completa

Las pesadas mochilas de los estudiantes van a ser cosa del pasado, ya que millones de estudiantes abandonan los libros de texto físicos en favor del aprendizaje digital, interactivo y “a distancia”.

Kortext, que colabora con las universidades para facilitar el acceso a los libros de texto electrónicos de más de 4.500 editoriales, ha visto duplicarse el número de estudiantes que utilizan su plataforma hasta alcanzar casi un millón, después de que la pandemia obligara a cerrar las bibliotecas universitarias.

Cuando el virus Covid-19 llegó, la empresa trabajó con sus socios para ofrecer a todos los estudiantes del Reino Unido e Irlanda acceso gratuito a 16.000 libros de texto electrónicos, lo que ayudó a facilitar la transición al aprendizaje a distancia.

Esta historia de éxito de la tecnología educativa británica, fundada en 2013, ha crecido hasta alcanzar unos ingresos anuales cercanos a los 20 millones de libras.

James Gray, director general y fundador de Kortext, con sede en Bournemouth (Dorset), dijo: “La mayoría de las personas que han ido a la universidad tendrán una estantería en algún lugar de su casa donde guardan sus viejos libros de estudio, cubiertos de apuntes con párrafos subrayados y trozos de papel pegados. Nosotros permitimos el equivalente virtual de eso.

“Nuestra plataforma es como un Kindle, pero enfocado específicamente a la educación, donde a través de esa cuenta, puedes conectarte con todos tus compañeros de clase, compartir tus pensamientos, compartir contenidos, colaborar, comunicarte y tener una experiencia de aprendizaje mejorada”.

Kortext proporciona una experiencia de aprendizaje interactiva para los estudiantes universitarios, facilitando a los estudiantes, a los profesores y a los editores. Los profesores disponen de un cuadro de mando que les ayuda a controlar la lectura de los estudiantes. Si observan una falta de compromiso y un descenso en los estudios, pueden alertarles de posibles problemas de salud mental que puedan tener.