Libros y jardines

Sheshat (diosa egipcia) – Señora de la Casa de los Libros

“Entro en mi biblioteca y toda la historia se desenvuelve ante mí. Respiro el aire matutino del mundo mientras aún perdura en él el aroma de las rosas del Edén, mientras sólo vibra la primera cría de ruiseñores del mundo y la risa de Eva. Veo construir las pirámides; oigo los gritos de los ejércitos de Alejandro”.

Alexander Smith (1830-1867), poeta escocés. “Books and Gardens”, Dreamthorp (1863).

Imagen: Seshat, en la antigua religión egipcia, era la diosa de la sabiduría, el conocimiento y la escritura, además de ser la gobernante de los libros. Era la consorte del dios Djhuty (Thoth), dios de la sabiduría, la escritura y el conocimiento. ambos eran escribas divinos (sesb).

Diosa de la palabra escrita cuyo nombre significa “escriba femenino”, suele ser representada como una mujer vestida con una piel de leopardo y con un tocado de una estrella de siete puntas. Sus funciones incluían la contabilidad, el censo y el registro, y era la patrona de las bibliotecas y los bibliotecarios. Su nombre significa la que escribe (es decir, la que es escriba), y se le atribuye la invención de la escritura. Otro de los títulos otorgados a Seshat era el de “Señora de la Casa de los Libros”, siendo la deidad cuyos sacerdotes supervisaban la biblioteca en la que se reunían los pergaminos del conocimiento más importante y donde se conservaban los hechizos (La casa de la vida).

Las representaciones la muestran involucrada en un ritual de fundación conocido como “estirar la cuerda”, que probablemente tenía lugar antes de que se iniciara la construcción de un templo. Estas representaciones suelen mostrar al rey realizando el rito con la ayuda de Seshat, la diosa de la escritura y la medición, un aspecto mítico que reforzaba el papel central y único del rey en la construcción del templo.

Seshat apareció por primera vez en la 2ª dinastía del periodo Dinástico Temprano como diosa de la escritura y las medidas que ayudaba al rey en el ritual conocido como “estiramiento del cordón” que se realizaba antes de la construcción de un templo.