La biblioteca es un laberinto arbitrario

La historia de las llamadas librerías y de su catalogación lo demuestra: la biblioteca es un laberinto arbitrario en el que el usuario debe rescatar cada libro de la categoría a la que ha sido condenado durante su catalogación.

Alberto Manguel. “La biblioteca de noche”. Madrid: Alianza, 2006