Bibliotecas públicas: un lugar seguro para todos

The case for public libraries: Creating a safe place for everyone. Living Libraries, 2020

Ver original

“Seas quien seas, vengas de donde vengas, sean cuales sean tus circunstancias personales”, explicó Jayne, la biblioteca es un “lugar seguro e inclusivo, donde todo el mundo es bienvenido”. Pilar central del proyecto social, la biblioteca pública ha sido para muchos una constante en un mundo que cambia rápidamente. “Nos mudábamos mucho”, recuerda Elizabeth. “Y las bibliotecas eran un salvavidas. Proporcionaban una continuidad y una consistencia en una vida siempre cambiante”. Patricia estaba de acuerdo: “siempre acudíamos a la biblioteca, fuéramos donde fuéramos… era reconfortante. Los libros eran nuestros amigos”.

Incluso para los no lectores, informó Victoria, la biblioteca ofrece “un lugar seguro al que acudir, un lugar al que ir en busca de ayuda, fuera del frío y la lluvia”. En el siglo XXI, cuando nos enfrentamos a tiempos cada vez más difíciles, el espacio que ofrece la biblioteca -social, físico y virtual- sigue siendo urgentemente necesario para nuestras comunidades.

Las bibliotecas como infraestructura social

Las bibliotecas públicas son espacios inclusivos, diversos y equitativos: no importa la edad, el género, la sexualidad, la clase o la etnia, todos son bienvenidos. Hafsah describió la “gran sección de idiomas comunitarios” de la Biblioteca Central de Peterborough. Tenemos libros en lituano, letón, italiano y portugués”, incluidos libros en dos idiomas para que padres e hijos los lean juntos. Pero aunque los grupos de lectura prosperan en varias bibliotecas públicas, incluidos los grupos de lectura silenciosa compartida, de lectura en voz alta y de lectores con discapacidades visuales, el “confort” que proporcionan las bibliotecas va más allá de los libros. Como dice Henrietta, “no tenemos etiquetas” para las comunidades a las que sirve la biblioteca pública. “Ni siquiera hay que saber leer”. Desde el Scrabble y el Lego hasta la codificación o el aprendizaje de idiomas, las bibliotecas públicas son colmenas de actividad, que ofrecen oportunidades de conexión social y apoyan la cohesión social, lo que incluye ayudar a integrar a los solicitantes de asilo y a los refugiados en sus nuevas comunidades. Carol cuenta que un refugiado sirio, apicultor, “ahora da charlas en nuestra biblioteca sobre apicultura. Tiene un huerto, se está asentando […] el mejor lugar donde [la gente] puede ser acogida es la biblioteca”.

Las bibliotecas como espacios públicos gratuitos y acogedores


“La sala de estar del centro de la ciudad”, como dijo Mark, o “una plaza pública con techo”; la infraestructura física de la biblioteca pública es de suma importancia y hay que invertir en ella adecuadamente. “La gente ve las bibliotecas como su espacio, como su lugar en la comunidad”, explicó Sue. La biblioteca es “un lugar que no les intimida, que les pertenece, que pagan con sus impuestos”.

“Este edificio me pertenece”, afirmó Martyn, “como le pertenece a todos los que lo usan”. Como hombre gay de edad avanzada, Martyn es consciente de la importancia de las bibliotecas para las comunidades LGTBQ. “He pasado mi vida buscando lugares donde pueda ser yo mismo, donde me acepten, donde me quieran”, explicó. Storyhouse, en Chester, es “mi lugar seguro […] Y mucha otra gente, sea gay o no, siente exactamente lo mismo por este edificio en particular”. La biblioteca pública es una alternativa esencial a otros edificios del lugar. “A veces es el único edificio realmente público en el centro de una ciudad”, explica Carol. “A veces es el único local comunitario en comunidades aisladas”. El apoyo y la ayuda pueden ofrecerse en un entorno amistoso y no estigmatizado, evitando algunas de las barreras de la oficialidad.

Para un usuario de la biblioteca que luchaba contra la adicción, la biblioteca era “el único lugar al que había acudido fuera de su casa en semanas”, informó Carol. Los compañeros “empezaron a hablar con él, le indicaron donde pedir ayuda y apoyo, empezó a leer y a hablar con el personal de la biblioteca. Ahora es voluntario de la biblioteca”.

Más allá de los edificios

Aunque los ladrillos y el cemento de la biblioteca son sin duda esenciales para su funcionamiento, la biblioteca pública va más allá de su infraestructura física. Aquellos que no pueden acceder al espacio físico de la biblioteca pueden beneficiarse de los servicios de la misma a través de las visitas a domicilio, las bibliotecas móviles, el préstamo de libros electrónicos y audiolibros y las suscripciones a revistas. Como comentó Rachel, “algunas personas sólo acceden a nosotros en línea”. Cada vez más, las bibliotecas están ampliando su oferta en línea, con el fin de ofrecer eventos virtuales como sesiones de cuentacuentos o charlas de autores.

Conclusión

Las bibliotecas públicas proporcionan un espacio de valor único para todos los sectores de la sociedad: abierto, acogedor y gratuito. Al fomentar las comunidades de lectores, y en torno a determinadas actividades, las bibliotecas también ofrecen un lugar de encuentro para una diversidad de usuarios, de todas las edades, etnias y orígenes, y con diferentes necesidades. El espacio que ofrecen y ocupan las bibliotecas públicas dentro de las comunidades es social, físico y virtual, y debe ser protegido y sostenido en el futuro.

Las bibliotecas vivas recomiendan:

  • El papel de las bibliotecas como espacios comunitarios tanto físicos como virtuales debe ser reconocido y financiado adecuadamente, incluyendo el mantenimiento de los edificios y vehículos de las bibliotecas, y el fortalecimiento de la capacidad de las bibliotecas para construir y mantener sus comunidades en línea, por ejemplo, a través de los medios sociales.
  • El personal de las bibliotecas debe ser apoyado con la formación y el asesoramiento adecuados para continuar con el compromiso inclusivo, diverso y equitativo de las bibliotecas con todos los miembros del público.

Un pensamiento en “Bibliotecas públicas: un lugar seguro para todos

  1. Pingback: Planeta Biblioteca 2021/02/15. Noticias bibliotecarias febrero de 2021. | Universo Abierto

Los comentarios están cerrados.