¿Cómo apoyan las bibliotecas de las cárceles los esfuerzos de rehabilitación?

 

hqdefault

 

De qué manera las bibliotecas penitenciarias apoyan los esfuerzos de rehabilitación. Paris: Unesco, 2020

Textos completo

Más sobre Bibliotecas de prisiones

 

“El derecho de los presos a tener acceso a una biblioteca en la prisión se refleja en los marcos normativos de las Reglas Mínimas de las Naciones Unidas para el Tratamiento de los Reclusos, también llamadas Reglas Nelson Mandela. Contiene 122 reglas, una de las cuales pide específicamente el establecimiento de bibliotecas en las prisiones. Regla 64 Cada establecimiento penitenciario tendrá una biblioteca suficientemente provista de libros instructivos y recreativos, que podrán usar los reclusos de todas las categorías. Se alentará a los reclusos a que se sirvan de la biblioteca lo más posible. Fuente: UNODC, 2015,UIL/2020/PI/H/5”

Las reglas Nelson Mandela

 

El libre acceso a los recursos pertinentes es fundamental para el desarrollo personal, el bienestar y, en última instancia, la rehabilitación de los reclusos. Al ofrecer una variedad de materiales de lectura y aprendizaje, desde fáciles a expertos y en varios idiomas, las bibliotecas de las cárceles ofrecen oportunidades de aprendizaje durante toda la vida, mejorando así las posibilidades de que los reclusos se reintegren con éxito al salir de la cárcel. La reducción de la reincidencia tiene importantes beneficios sociales y de ahorro de costos.

En el documento normativo titulado “How prison libraries support rehabilitation effort” se destaca que las bibliotecas de las cárceles no deben funcionar de manera aislada, sino que deben trabajar en estrecha colaboración con el sistema de bibliotecas (públicas) locales. Deben ser administradas por personal calificado de las bibliotecas de las prisiones con acceso a un presupuesto y recursos suficientes.

La puesta en marcha y la financiación de un servicio de bibliotecas de prisiones que funcione bien es una forma eficaz en función de los costos de compartir recursos valiosos mediante la creación de un espacio de reunión y aprendizaje constructivo y transformador con efectos de gran alcance y duraderos. Teniendo en cuenta las cuestiones de seguridad, los reclusos deberían poder disfrutar de los servicios y materiales bibliotecarios de la misma calidad de que disponen los ciudadanos que viven en libertad.

Este informe de política se basa en las conclusiones de la publicación del IUALBooks beyond bars: The transformative potential of prison libraries  (El potencial transformador de las bibliotecas de las prisiones). Se ha perfeccionado mediante la consulta con el Grupo de Trabajo de la IFLA sobre las bibliotecas de las prisiones.