El Templo del Conocimiento: una muestra animada de cómo las bibliotecas cambian las vidas

55d0aec5cb81446f7563891862a5fdc4

Ver vídeo

 

Popova, M. The Temple of Knowledge: An Animated Celebration of How Libraries Change Lives One man’s love letter to finding higher horizons among the stacks. Brain Pickings, 2020

Ver original

 

La misión de StoryCorps es preservar y compartir las historias de la humanidad para construir conexiones entre las personas y crear un mundo más justo y compasivo. Para recordar a los demás nuestra humanidad compartida, para fortalecer y construir las conexiones entre las personas, para enseñar el valor de la escucha, y para tejer en nuestra cultura la comprensión de que la historia de cada uno importa. Al mismo tiempo, que se cea un archivo invaluable para las generaciones futuras.

Ursula K. Le Guin escribió “El conocimiento nos hace libres, el arte nos hace libres. Una gran biblioteca es la libertad” en su hermoso ensayo sobre la sacralidad de las bibliotecas públicas. Maya Angelou considera que “Una biblioteca es un arco iris en las nubes”, al reflexionar sobre cómo una biblioteca le salvó la vida. Fue gracias a la biblioteca que James Baldwin recorriósu camino desde Harlem hasta el panteón literario. “Nunca se sabe qué niña problemática necesita un libro”, escribió Nikki Giovanni en uno de sus maravillosos poemas en honor de las bibliotecas y a los bibliotecarios.

Este poder de las bibliotecas que cambian la vida es lo que intenta reflejar la serie StoryCorps en The Temple of Knowledge – una encantadora memoria animada de Ronald Clark, cuyo padre trabajó como conserje en una sucursal de la Biblioteca Pública de Nueva York, en una época en la que los porteros de la biblioteca y sus familias vivían entre los libros.

También otro maravilloso corto de StoryCorps nos relata cómo una biblioteca salvó la vida de una joven nativa americana, hace referencia a la carta de amor fotográfica de Robert Dawson a las bibliotecas públicas, a Carl Sagan sobre cómo la lectura mejora el camino a la democracia, y a los maravillosos carteles antiguos de Maurice Sendak en honor a las bibliotecas y la lectura.