Los bibliotecarios esconden sus libros.

 

e9e520b19fa781dbb936d1bd0b319bda

 

Sylvia Plath

Los alumnos estudian su tristeza
Los bibliotecarios esconden sus libros.
De adolescentes torpes y tímidos
Mientras ella flota como un loto dorado
en medio de llamas feroces
Ni siquiera recuerda esa mañana de invierno
cuando fue a su cocina
y encendió el gas.
El mundo estaba frío ese día.
Gente gris, sol escondido, luna negra,
Las nubes caían del cielo
Cansada de escribir libros,
Si bien su vida fue un libro,
Un libro abandonado con páginas rotas
Fue a su cocina
Y encendió el gas
Rrompió su campana,
Cierra los ojos
Su rostro estaba tranquilo.
Como un loto dorado
En medio de llamas feroces.

Vesna Kovrlija

La escritora y poetisa estadounidense Sylvia Plath se quitó la vida en Londres en febrero de 1963. Detrás dejaba dos niños pequeños, una obra conmovedora y el sufrimiento de lo que en la actualidad se cree que fue un trastorno bipolar.