Humanidad y Humanidades en el universo digital

 

file-20191219-11939-1ue6wmw

 

Humanidad y Humanidades en el universo digital. Telos, 112 (2020)

Texto completo

El número 112 de TELOS se adentra en la definición y el alcance de lo que se ha dado en llamar Humanidades digitales. El debate que planteamos tiene que ver con la esencia misma de lo que tradicionalmente se ha considerado Humanidades, con sus contenidos, sus métodos, sus objetivos e incluso, su utilidad, en un mundo que parece dominado por el resultado, el dato, la matemática, la ingeniería, la tecnología y la ciencia.

En este número nos planteamos el papel que juegan, entre otras disciplinas, la filosofía, la filología, la historia, la geografía, el derecho, la ciencia política, la psicología, la antropología, la sociología, las artes plásticas, las artes escénicas, la música, la estética, la teoría del arte, las ciencias de la comunicación, la economía, la ética, la religión… en un tiempo como el que vivimos, marcado por la inmediatez, el cambio constante, las mutaciones.

El impacto del progreso tecnológico y científico nos exige repensar la definición de lo humano; reformular la forma de estar y de ser en el mundo. Se hace cada día más evidente la crisis cultural, entendida como oportunidad para reordenar nuestros pensamientos, nuestras expectativas y nuestros propósitos a corto, medio y largo plazo. El desarrollo y la aplicación de las disciplinas STEM (acrónimo inglés STEM, de science, technology, engineering y mathematics, que tiene como equivalente español la sigla CTIM, de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas) pone al alcance de la humanidad la posibilidad de corregir los desequilibrios y establecer un nuevo marco de relaciones medioambientales, económicas y sociales sobre la base de un nuevo contrato social que habrá de tener muy en cuenta las esencias del nuevo humano digital: el Homo digitalis.

Es tiempo de redefinición y de puesta en valor de aquellos elementos sobre los que se ha cimentado el progreso de las civilizaciones: la combinación de herramientas tecnológicas con la capacidad de los humanos para utilizarlas en busca del bienestar común. La construcción de las realidades –en ocasiones utópicas–, el desarrollo de la tecnología y las investigaciones científicas están asociadas, son consecuencia de la capacidad creativa del ser humano pensador, que combina sus capacidades técnicas con sus propósitos humanísticos, sus sueños y pensamientos.