Los préstamos en bibliotecas de Reino Unido han bajado un 43% en 10 años

 

book20stamp_0_0_0_0

Las últimas cifras del Chartered Institute of Public Finance & Accountancy (CIPFA) muestran que los préstamos de las bibliotecas han bajado un 43% en la última década en Inglaterra, con bibliotecas todavía en “un estado precario”, ya que los repetidos planes para cambiar el servicio han fracasado.

 

El número de sucursales de bibliotecas públicas y de personal remunerado en Gran Bretaña sigue disminuyendo, a medida que los ayuntamientos reducen sus gastos en el servicio, según ha revelado la encuesta anual de CIPFA sobre bibliotecas.

Analizando las cifras completas de CIPFA los préstamos de libros impresos en las bibliotecas inglesas ascendieron a 150 millones en el último año, lo que se suma a una caída total del 43% en la última década y del 59% desde el cambio de milenio. También había 371 bibliotecas administradas por voluntarios en 2018/19, en comparación con las 272 del año anterior.

Las cifras publicadas a principios de este mes muestran que 35 bibliotecas cerraron en 2018/19, mientras que el 17,7% de las bibliotecas (alrededor de 800 en total) habían cerrado en la última década. El gasto en bibliotecas aumentó un 0,4% interanual, pero hubo siete millones de visitas menos y una caída del 4,4% en los libros adquiridos.

Analizando las cifras completas, que CIPFA no pone a disposición gratuitamente, junto con los resultados anteriores, los préstamos de libros impresos en las bibliotecas inglesas ascendieron a 150 millones en el último año, lo que se suma a una caída total del 43% en la última década y del 59% desde el cambio de milenio. También había 371 bibliotecas administradas por voluntarios en 2018/19, en comparación con las 272 del año anterior.

El gasto de las autoridades locales en bibliotecas públicas se redujo en 30 millones de libras esterlinas, con la pérdida de 712 empleados a tiempo completo (ETC), así como una pérdida neta de 127 puntos de servicio en 2017/18. Esto sigue una tendencia que ha visto caer el número de bibliotecas públicas y de personal remunerado cada año desde 2010, con una reducción del gasto del 12% en Gran Bretaña en los últimos cuatro años. La encuesta de CIPFA mostró que 51.394 voluntarios dedicaron 1.780.843 horas en 2017/18.

Mientras que el número de visitantes continuó disminuyendo con una caída de 10 millones de visitantes a 233 millones, sin embargo, las tres bibliotecas principales reciben más de un millón de visitantes al año.

En 2017/18 se prestaron 182.895.334 libros a 7.991.752 prestatarios activos en Gran Bretaña.