Nueva definición de revista depredadora para luchar contra este tipo de prácticas

d41586-019-03759-y_17468170

Predatory journals: no definition, no defence. Nature 11 dic, 2019

Documento

Todos estamos de acuerdo en que los editores depredadores siembran confusión, promueven la investigación de mala calidad y desperdician los recursos financieros. Lo que se necesita es un consenso sobre una definición de revistas depredadoras. Esto proporcionaría un punto de referencia para la investigación sobre su prevalencia e influencia, y ayudaría a elaborar intervenciones coherentes.

 

Las revistas depredadoras son una amenaza global. Aceptan artículos para publicación, junto con los honorarios de los autores, sin realizar las comprobaciones de calidad prometidas para cuestiones como el plagio o la aprobación ética. Los lectores ingenuos no son las únicas víctimas. Muchos investigadores son engañados para que publiquen en revistas depredadoras, en las que no se revisa o se hace una revisión muy por encima de los trabajos. Un estudio a 46.000 investigadores con de Italia encontró que alrededor del 5% de ellos publicaron en estas revistas. Los editores depredadores recaudan millones de dólares en tarifas de publicación que finalmente pagan las instituciones financiadoras

Aquí se presenta la definición de revista depredadora:

Las publicaciones y editoriales depredadoras son entidades que priorizan el interés propio a expensas de la investigación, y se caracterizan por contener información falsa o engañosa, desviación de las mejores prácticas editoriales y de publicación, falta de transparencia y / o uso de prácticas de solicitud agresivas e indiscriminadas “.

Para lograr tal consenso y encontrar soluciones, se celebró un encuentro en Ottawa, Canadá, durante dos días en abril de este año. Los 43 participantes provenían de 10 países y representaban a sociedades editoriales, financiadores de investigaciones, investigadores, formuladores de políticas, instituciones académicas, bibliotecas y otros socios (es decir, asociaciones de pacientes y cuidadores que participan activamente en la investigación) provenientes del ámbito de las ciencias biomédicas, aunque las recomendaciones que se hicieron eran de aplicación general.