Museos y otras instituciones culturales inician proyectos para crear repositorios de Acceso Abierto

 

Knowing 1996 by Michael Craig-Martin born 1941

 

Galimberti, Luigi Open Access Repository: Enhancing Research in Cultural Organisations. Tate. Documents; Details, 2019

Ver original

El proyecto piloto de repositorio de acceso abierto es una de las muchas iniciativas que está llevando a cabo Tate Gallery para que su investigación sea más visible, accesible y reutilizable tanto dentro como fuera de la galería. El repositorio se está desarrollando en colaboración con la Biblioteca Británica y otras organizaciones de investigación independientes de todo el Reino Unido.

 

Aunque por lo general se considera que la investigación está reservada a las universidades y a las instituciones de enseñanza superior, las organizaciones culturales, como los museos o las bibliotecas, contribuyen activamente al avance de la investigación a escala nacional e internacional. Así como el estudio de la composición química de las pinturas al óleo informa sobre el cuidado y la conservación de parte de la colección de Tate, el desarrollo y la adaptación de los conceptos filosóficos y sociológicos es fundamental para la realización de sus programas de aprendizaje. La investigación, con un enfoque específico, aunque no exclusivo, en la práctica, se lleva a cabo ampliamente en todo el museo. Exposiciones, eventos, programas escolares y la mayoría de las actividades públicas que tienen lugar en las galerías y en otras partes del mundo son el resultado de la investigación y el desarrollo realizados en Tate por su personal, a menudo en colaboración con instituciones británicas o internacionales e investigadores individuales.

En abril de 2017, la British Library presentó al Independent Research Organisations Consortium, una red de museos, galerías, bibliotecas y otras organizaciones del patrimonio reconocidas por el Arts and Humanities Research Council (AHRC) como poseedoras de una “masa crítica” de investigación lo suficientemente grande como para ser consideradas acreedoras de la financiación del AHRC y de otras actividades de investigación e innovación del Reino Unido de la misma manera que es una universidad, para ello elaboraron un plan de desarrollo de repositorios, que incluiría una función de acceso a la información en contraposición a las soluciones dedicadas exclusivamente a la preservación digital o a la gestión de colecciones internas.

Aunque en ese momento, ya la Biblioteca Británica albergaba varios repositorios o funciones similares, como  Data.bl.uk, una colección de conjuntos de datos publicados por la Biblioteca Británica, o EThOS, el portal del Reino Unido con más de 500.000 tesis doctorales. La Biblioteca Británica quería crear una nueva infraestructura de repositorios, que sería capaz de albergar estos y otros depósitos, así como un depósito adicional para los resultados de la investigación producidos por su propio personal.

La presentación terminó con una invitación de la Biblioteca Británica para discutir el desarrollo potencial de un repositorio, que sería compartido entre aquellas Organizaciones de Investigación Independientes que mostraron interés. En los meses siguientes, cuatro organizaciones se unieron a la Biblioteca Británica para desarrollar un repositorio de acceso abierto para los resultados de la investigación digital: el Museo Británico, MOLA (Museum of London Archaeology), National Museums Scotland y Tate.