Los libros impresos siguen siendo el formato más popular para la lectura

Headphones & books

Perrin, Andrew. One-in-five Americans now listen to audiobooks. Pew Research Centre, sept 2019

Ver completo

 

Según una encuesta del Pew Research Center realizada del 8 de enero al 7 de febrero de 2019. Los libros impresos siguen siendo el formato más popular para la lectura, con un 65% de los adultos diciendo que habían leído al menos un libro impreso el año anterior a la encuesta.

Aproximadamente siete de cada diez adultos estadounidenses (72%) dicen que han leído un libro en los últimos 12 meses en cualquier formato, una cifra que ha permanecido prácticamente inalterada desde 2012. En cuanto a los formatos los porcentajes de lectores de libros impresos y electrónicos son similares a los de una encuesta de Pew Research realizada en 2016, ha habido un aumento en el porcentaje de estadounidenses que informan haber escuchado audiolibros, del 14% al 20%.

A pesar de cierto crecimiento en ciertos formatos digitales, sigue siendo cierto que relativamente pocos estadounidenses sólo consumen libros digitales (que incluyen audiolibros y libros electrónicos) con exclusión de los impresos. Alrededor del 37% de los estadounidenses dicen que sólo leen libros impresos, mientras que el 28% lee en estos formatos digitales y también lee libros impresos. Sólo el 7% de los estadounidenses dicen que sólo leen libros en formato digital y que no han leído ningún libro impreso en los últimos 12 meses. Aproximadamente un cuarto de los estadounidenses no han leído un libro en ningún formato en el último año.

ft_19.09.24_bookreading_2

 

Las diferencias demográficas en la lectura de libros en 2019 son similares a los patrones observados en encuestas anteriores. Por ejemplo, los adultos con una licenciatura o un título superior tienen más probabilidades de ser lectores de libros que aquellos que sólo han asistido a algunas universidades, graduados de secundaria y aquellos con menos nivel de una educación Y los adultos de 18 a 29 años son más dados a leer libros que los de 65 años o más. Al mismo tiempo, algunos grupos tienen más o menos probabilidades de leer libros en ciertos formatos que en 2018.