Los investigadores cada vez recurren más a los repositorios para publicar el material complementario de un artículo

invalid-url-1354629517

 

Know, Diana. The Push to Replace Journal Supplements with Repositories: Broken links, clunky formats, and outdated platforms have both authors and publishers turning to alternative solutions. The Scientist Aug 19, 2019

Ver completo

Los archivos suplementarios no son la parte principal de un artículo científico. Se guardan al final de los manuscritos, normalmente como enlaces a archivos PDF descargables. Estos documentos pueden ser fácilmente pasados por alto por los lectores, pero para muchos investigadores contienen información muy importante. A menudo contienen materiales -como datos, métodos y ecuaciones- que podrían ser útiles en experimentos futuros y son vitales para evaluar la reproducibilidad de los hallazgos de un estudio.

A medida que los documentos se vuelven más complejos y con mayor cantidad de datos, los archivos suplementarios suelen ser mucho más largos que el propio manuscrito. Pero generalmente los editores no ponen la atención que debieran en la preservación de este tipo de materiales a largo y medio plazo, por lo que frecuentemente cuando alguien quiere acceder a este material no están disponible. Los enlaces rotos, los problemas de formatos y las plataformas obsoletas hacen que tanto los autores como los editores recurran a soluciones alternativas. Además de los enlaces rotos, los científicos señalan otros problemas que afectan a estos archivos, como su creciente longitud y la inaccesibilidad de los formatos en los que se publican. Como resultado de estos problemas, tanto los académicos como los editores están recurriendo cada vez más a repositorios en línea independientes como posible solución.

Por lo que el depósito de material que terminaría en archivos suplementarios en lugares distintos de la revista se está convirtiendo en una práctica cada vez más común. Algunos académicos optan por publicar esta información en sus propios sitios web, pero muchos otros están recurriendo a los repositorios en línea ofrecidos por universidades, instituciones de investigación y empresas. Hay una amplia gama de opciones para que los autores elijan: además de los repositorios generalistas más populares, como figshare, Zenodo y Dryad, hay docenas de bases de datos específicas, como GenBank para secuencias genéticas, OpenNeuro para datos de neuroimagen, y Crystallography Open Database para estructuras cristalinas.

Estos repositorios ofrecen ventajas sobre los artículos de revistas. Por un lado, los repositorios ofrecen la posibilidad de almacenar e interactuar mejor con grandes cantidades de datos de acceso abierto que las revistas. Además, los archivos de los repositorios están etiquetados con un identificador digital de objetos (DOI), lo que significa que los investigadores pueden enlazar fácilmente con él desde un artículo publicado y asegurarse de obtener crédito por su trabajo.

¿Dónde compartir?

Repository name Type of files accepted Size limits Submission fee DOI assignment available
Dryad Any format None listed $120 US per data package (all data associated with one publication) Yes
figshare Any format 5 GB per file for free accounts, but files up to 5 TB in size possible Free for individuals, paid accounts for institutions Yes
Harvard Dataverse Any format 2 GB per file (multiple uploads possible) Free up to 1 TB Yes
Open Science Framework (Center for Open Science) No restrictions listed 5 GB per file (larger files can be stored as add-ons from other providers) Free Yes
Mendeley Data(Elsevier) Any format 10 GB per dataset Free Yes
Zenodo (CERN) Any format 50 GB per dataset (larger files allowed on a case-by-case basis) Free Yes

Diana Kwon is a Berlin-based freelance journalist. Follow her on Twitter @DianaMKwon.