Las bibliotecas se unen a la moda en un desfile de alta costura de Chanel

 

1562144589945648-02_fw-2019-20-hc-finale-picture-by-olivier-saillant-2-

 

El Grand Palais de París se transformó en una gigantesca biblioteca en el desfile de alta costura de Chanel titulado “la sinfonía de libros” de Karl Lagerfeld – viejos, nuevos y en diferentes idiomas y lugares-. Este fue el inicio de la nueva diseñadora de la marca Virginie Viard. Un vasto círculo de libros como una antigua biblioteca cubría el Grand Palais, el espacio preferido de Chanel.

Tomando como referencia la biblioteca de Mademoiselle Chanel en su apartamento de la Rue Cambon 31, el espacio se organizó como una tranquila sala de estar con elegantes sofás, sillas alares, mesas de centro, alfombras y adornos, con sus estantes presumiblemente repletos de obras de los autores favoritos de Chanel: Homero, Platón, Virgilio, Sófocles, Lucrecio, Dante, Montaigne, Cervantes, Madame de Sévigne, Stéphane Mallarmé, y obras de autores que formaron parte de su vida, como Jean Cocteau. La biblioteca también recordaba la casa del anterior diseñador de Chanel, Karl Lagerfeld. Lector voraz, famosa por tener estanterías del piso a techo. Como recordó Edward Enninful, redactor jefe de Vogue UK, a principios de este año: “Karl tenía una mente enciclopédica; cuando hablaba con él, yo asentía con la cabeza, pero a menudo tenía que ir a investigar de quién demonios estaba hablando.”

 

4182

“Es una mezcla de libros en el apartamento de Coco Chanel y los de Galignani”, dijo Virginie, refiriéndose a una de las librerías favoritas de París. Si bien la biblioteca se había diseñado para la ocasión y los libros eran falsos. En cualquier caso, el libro es el mejor complemento para cualquier mujer del siglo XXI.

 

1562145323194-aw19hc-chanel-215