La ALA denuncia ante el gobierno los altos precios que pagan las bibliotecas por los libros digitales

 

20130207-kindle-old-books-031edit-2

The ALA is taking the high prices of ebooks to the US Congress
June 26, 2019 By Michael Kozlowski en GoodEReader

Ver original

 

Las bibliotecas canadienses se han quejado durante años de los precios draconianos que las editoriales cobran por los libros electrónicos. A menudo tienen que pagar un 500% más que el costo de venta al por menor sólo por un libro de un solo uso para prestar a un usuario a la vez. Además algunos editores también han revisado sus modelos de negocio, en lugar de que un libro electrónico sea válido a perpetuidad, ahora expiran después de dos años.

 

La Asociación Americana de Bibliotecas (ALA) está denunciando los altos precios de los libros electrónicos y las ediciones de vencimiento en el Congreso. La “Resolución sobre el precio de los libros electrónicos para bibliotecas” fue adoptada y presentada al Consejo de la ALA por la ASCGLA (Asociación de Agencias Bibliotecarias Especializadas, Gubernamentales y Cooperativas), una división de la ALA. La resolución hace referencia a los esfuerzos realizados en Canadá para alertar al público sobre los problemas de la concesión de licencias de contenido digital por parte de los editores, y propone la creación de un nuevo grupo de trabajo conjunto para hacer frente de forma más directa a los problemas en los Estados Unidos.

Esto es lo que la ALA está exigiendo y todo es realmente legítimo y debe ser implementado.

  • Crea un grupo de trabajo conjunto de representantes de ALA, ULC, ASGCLA, COSLA, PLA, LITA, ALCTS, RUSA y otros miembros que se determinarán para abordar las preocupaciones de la biblioteca respecto a los editores y proveedores de contenido específicamente:
    • Desarrollar una variedad de modelos de licencias de contenido digital que permitan a las bibliotecas proporcionar contenido de forma más eficaz, permitiendo que las opciones se puedan elegir otras opciones;
    • Poner a disposición de las bibliotecas todos los contenidos impresos y para los que se han creado variantes digitales, a fin de que los contenidos digitales estén a disposición de las bibliotecas por igual, sin moratorias ni embargos;
    • Explorar todas las opciones justas para la entrega de contenido digital en las bibliotecas;
    • Instar al Congreso a que analice los precios de los contenidos digitales y los modelos de concesión de licencias para garantizar el acceso democrático a la información
  • Desarrollar una campaña de promoción y concientización pública para proporcionar a los editores información precisa sobre el verdadero valor de la compra de libros por parte de las bibliotecas.