Las bibliotecas públicas de Halifax crean un nuevo servicio para hacer frente a la inseguridad alimentaria

 

karen-dahl

 

Halifax Public Libraries cooks up new approach to tackle food insecurity
Aya Al-Hakim · CBC News · Posted: Apr 30, 2019 6:00 AM AT | Last Updated: April 30

Ver original

Las bibliotecas públicas de Halifax (Nueva Escocia, Canadá) están desarrollando nuevos servicios para hacer frente a la inseguridad alimentaria ofreciendo bocadillos saludables para los niños después de la escuela a través de su programa “Snack Social”, que además de bocadillos proporciona educación alimentaria y talleres de cocina encaminados a concienciar a las personas sobre el valor de los ingredientes locales, la cocina y la nutrición.

Para Karen Dahl, oficial de la biblioteca “Proporcionar bocadillos saludables no tiene que ver necesariamente con la enseñanza, pero cuando hay bocadillos saludables en la biblioteca, las interacciones son positivas, la gente tiende a ser más optimista y está más capacitada para concentrarse y aprender, de manera que los niños puedan sentarse de repente y hacer algo de tarea” Dahl dijo que uno de cada cinco residentes de Halifax no tiene acceso a alimentos nutritivos y asequibles. Y añadió que “la comida es una de las cuestiones más asombrosas para una comunidad porque realmente comparte los valores de la cultura y la tradición, el crecimiento y el espíritu emprendedor local y la alegría de saborear y reunirse para celebrar”

Se abrirán dos cocinas también a finales de esta primavera en la Biblioteca Central de Halifax y en la Biblioteca Pública de Sackville para equipar mejor las instalaciones y ofrecer talleres de alimentación. Dahl dijo que varios miembros del personal de la biblioteca asistieron a un programa de desarrollo profesional para aprender cómo preparar juntos comidas asequibles y cómo comunicar mensajes en torno a los alimentos.

imee Gasparetto, coordinadora principal de alimentos del Centro de Acción Ecológica de Halifax, dijo que el enfoque de las Bibliotecas Públicas de Halifax es un buen primer paso. “Tenemos que hacer trabajo de incidencia y crear políticas que apoyen el cambio de sistema que se requiere”, dijo. Y añadió  que el trabajo del personal de las Bibliotecas Públicas de Halifax está realizando una labor importante porque se están conectando con los miembros de la comunidad. “Ese es el valor que vemos cada vez más en los proyectos de alimentos”, dijo. “Estos proyectos son importantes para las personas porque generaan valor social y un sentido de pertenencia”