El golpe al libro y a las bibliotecas de la Universidad de Chile: limpieza y censura en el corazón de la universidad

 

el-golpe-al-libro-y-a-las-bibliotecas-universidad-de-chile-limpieza-censeura-corazon-universidad-ediciones-utem

 

Rojas L., María Angélica ; Fernández P., José. “El golpe al libro y a las bibliotecas de la Universidad de Chile: limpieza y censura en el corazón de la universidad“. Santiago de Chile: UTEAM, 2015. ISBN 978-956-7359-98-1

 

Publicación surgida a partir del seminario de título: “La censura en las bibliotecas de la Universidad de Chile en la Región Metropolitana (1973-1981)”, que pretende posicionar la discusión en torno al peso del olvido impuesto en el gremio bibliotecario durante la dictadura a través de una revisión histórica de los mecanismos de censura aplicados a los libros y bibliotecas de la Universidad de Chile, en la que los testimonios de funcionarios y académicos que vivieron en carne propia tortura, exoneración, delación y exilio, son fundamentales.

Fragmentos

“La censura hegemónica y naturalizada permeó cada espacio de la sociedad chilena de manera silenciosa y muchas veces inadvertida, cambiando incluso el prisma desde el cual concebimos nuestra cultura, instituciones y profesiones. Hace ya más de un cuarto de siglo de posdictadura y aún siguen vigentes ciertos resabios de aquella época que nos mantienen conviviendo con el miedo en una sociedad hecha de olvido.”

“Que los bibliotecarios también fueron víctimas de la represión. Ese era un elemento que nosotros desconocíamos. Hay que entender este fenómeno como algo general que se dio en el país. Ahora completamos el rompecabezas y nosotros evidenciamos una especie de Operación Limpieza a nivel cultural. Hay un libro que se llama El Golpe Estético que habla de esto y nosotros hemos visto que es algo que se extendió a nivel país. Hubo un ataque a lo que fue el libro y las bibliotecas a lo largo de todo Chile, pero llegó a la Universidad de Chile como a uno de sus escenarios principales. La censura se dio de múltiples formas, a través de la quema, los libros ocultos en estanterías y también afectó al personal.”

 “Nosotros entendemos a la biblioteca como un organismo vivo. No solamente el lugar donde se encuentran los libros, los tesoros o el corazón de la universidad, como era llamada en esa época. Los bibliotecarios también hacen la biblioteca, pues la biblioteca depende también de ellos y la exoneración, la tortura que hubo en ese entonces, de eso nadie nos habló. Eso es algo que fuimos encontrando y cosas que fuimos sabiendo. No sabíamos que uno de los primeros doctores en ciencias bibliotecarias en Latinoamérica, chileno, el señor Alberto Villalón, había sido exiliado. Siempre hablaban de los éxitos, de su gran trayectoria, pero nunca nos hablaron de la parte tortuosa que nadie está reconociendo que vivieron los bibliotecarios.”

“En 1972 había un proyecto muy grande que era unificar todas las bibliotecas que tenía la Universidad de Chile en el Campus Juan Gómez Millas. Iba a ser la biblioteca más grande de Latinoamérica, nos iba a poner en la vanguardia en cuanto a las bibliotecas y el conocimiento. Sería una biblioteca de cinco pisos, una biblioteca que después se llamó Eugenio Pereira Salas. Esa biblioteca albergaba todas las colecciones patrimoniales de Chile y con la Ley General de Universidades que divide al Pedagógico y que saca carreras que según ellos la Universidad de Chile no necesitaba, se llevaron también parte de sus colecciones. Desintegran esa biblioteca y según los testigos, sacaron camiones y carretillas de libros que nunca llegaron a destino. Ese fue uno de los más grandes saqueos patrimoniales de nuestra historia.”