Informe sobre la Libertad del Mundo 2018

 

2018-01-16_09-17-19

Freedom in the World Report 2018. Freedom House, 2018

Texto completo

Ver web interactiva

Gráficos  (.zip)

Methodología

El informe Freedom in the World Report 2018 indica que 2017 fue el 12º año consecutivo de disminución de la libertad mundial. Setenta y un países sufrieron una disminución neta de los derechos políticos y las libertades civiles en 2017. De los 195 países evaluados, 88 (45 por ciento) fueron calificados como Libres, 58 (30 por ciento) como Parcialmente Libres, y 49 (25 por ciento) como No Libres.

En Estados Unidos vieron disminuir sus derechos políticos debido a la creciente evidencia de la interferencia rusa en la campaña electoral de 2016 y la falta de acción por parte de la administración Trump para condenar o evitar que se repita tal intromisión. Además de las violaciones de las normas éticas básicas por parte de la nueva administración estadounidense, incluyendo el hecho de que el presidente no se haya despojado de su imperio empresarial, la contratación de miembros de su familia como asesores principales, y el nombramiento de miembros del gabinete y otros altos funcionarios a pesar de tener conflictos de intereses aparentes.

Una reducción en la transparencia del gobierno, incluyendo un patrón inusual de declaraciones falsas por parte de la administración, el fracaso del presidente a la hora de divulgar información básica como sus datos fiscales personales, políticas y otras decisiones tomadas sin aportaciones significativas de las agencias y funcionarios pertinentes, y la eliminación de información sobre temas de interés público de los sitios web del gobierno por razones políticas o ideológicas.

En China, el líder del Partido Comunista Xi Jinping consolidó aún más su influencia en el 19º Congreso del Partido en octubre, cuando la censura y la vigilancia de Internet alcanzaron las más altas cotas de control durante el año. Prosiguió la represión de varios años atrás contra la sociedad civil con numerosos procesos penales contra blogueros, activistas, abogados de derechos humanos,creyentes religiosos y la muerte del premio Nobel de la Paz Liu Xiaobo. Se intensificaron las ya intrusivas restricciones a la libertad religiosa y la vigilancia tecnológica en el Tíbet y Xinjiang, y miles de musulmanes uigures fueron enviados a centros de adoctrinamiento político.

La dirección del Partido Comunista en Beijing también continuó expandiendo su influencia internacional mediante la construcción de un aparato de propaganda y censura con alcance global. Utilizó lazos económicos y de otro tipo para influir en algunas democracias como en Australia y Nueva Zelanda, obligó a varios países a repatriar a ciudadanos chinos que buscaban refugio en el extranjero, y proporcionó apoyo diplomático y material a gobiernos represivos desde el sudeste asiático hasta África.

A pesar de las continuas preocupaciones de los esfuerzos del gobierno chino por influir en la formulación de políticas, la cobertura de los medios de comunicación y ciertos sectores de la economía, Taiwán seguía albergando un sistema democrático vibrante y competitivo, entre los más libres del mundo.

Las esperanzas de democracia en Camboya se vieron frustradas cuando el Primer Ministro Hun Sen supervisó una represión decisiva contra la asediada oposición y el cuerpo de prensa del país.

Corea del Norte pone en peligro la estabilidad mundial al perpetuar conflictos regionales, alimentar las crisis humanitarias y ampliar rápidamente su arsenal nuclear.

España. A pesar de los pesares aparece como un país LIBRE con un ratió de 1/7 en derechos políticos y en libertades civiles, con una puntuación de 94 sobre 100

26099322578_df7d4a79e9_b_d

Fuente: Informe sobre la Libertad del Mundo 2018

Anuncios