Riesgo, fracaso e innovación en bibliotecas

Solution

Failure, Risk, and the Entrepreneurial Library.” Research Library Issues vol., n. 292 (2017).

Texto completo

La primavera pasada, el fundador de Facebook Mark Zuckerberg se dirigió a los graduados del Harvard College y dijo que “los mayores éxitos vienen de tener la libertad de fracasar”. Asimismo, en una carta reciente dirigida a los accionistas, el fundador de Amazon, Jeff Bezos, hizo hincapié en equiparar la invención con el fracaso, calificándolos de “gemelos inseparables”. Posiblemente liderando dos de las empresas más innovadoras del mundo, ambos tienen esencialmente el mismo mensaje: sin una cultura que acepte la inevitabilidad del fracaso y aprenda de él, la innovación seguirá siendo esquiva y/o inexistente. Claramente, con el riesgo viene aparejado un grado de fracaso, muy a menudo sin arriesgarse se obtiene exactamente lo que uno esperaría: la mediocridad.

Association of Research Libraries (ARL) ha establecido un Laboratorio de Innovación donde reconoce que muchas bibliotecas de investigación carecen de los medios necesarios para innovar, a pesar del liderazgo que anhelan de cambio. Varias razones contribuyen al afianzamiento de la práctica bibliotecaria, sobre todo porque el personal  se siente demasiado cómodo en un ámbito de confort, seguridad y el orden. Desafortunadamente para aquellos que son reacios al riesgo, la cultura de empresa por su naturaleza cambia rápidamente, tolera el riesgo y el fracaso, y tiende a tener períodos de interrupción. No es la imagen que la mayoría de las bibliotecas tienen, pero irónicamente las bibliotecas han sido agentes de cambio pasivo durante mucho tiempo. Incluso cuando consideramos algunas de las mejores empresas del mundo, muchos de sus servicios e innovaciones reflejan prácticas bibliotecarias de larga duración: Facebook apostando por la personalización, Amazon por la mejora de los mecanismos de entrega, Google respecto a los sistemas de búsqueda y descubrimiento, Netflix con contenidos en streaming y Apple con la movilidad.Nada de esto es nuevo para las biblioteca. La ironía, sin embargo, radica en el hecho de que ahora estamos intentando ponernos al día con las mismas empresas que aprendieron de nuestro éxito.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s