La colección de tarjetas postales de la Biblioteca Newberry

Shoenberger, Elisa. «Sharing the World: The Postcard Collection at the Newberry Library | Archives Deep Dive». Library Journal, . 2022

Texto completo

Aunque la mayoría de la gente piensa que las tarjetas postales son medios de comunicación baratos que muestran lugares emblemáticos, tal vez no se den cuenta de las oportunidades que las tarjetas postales pueden ofrecer para entender el pasado. Estos mensajes efímeros fueron una forma de comunicación muy popular a principios del siglo XX. La historiadora y escritora independiente Lydia Pyne señala que entre 1907 y 1908, sólo los estadounidenses enviaron 667 millones de postales; algunas estimaciones sugieren que la gente envió 2.000 millones de postales en las dos primeras décadas del siglo pasado. La Biblioteca Newberry, con sede en Chicago, alberga una de las mayores colecciones de tarjetas postales de Estados Unidos.

La colección abarca desde la década de 1880 hasta la de 2010, y la mayor parte de las postales datan de 1900 a 1980, explicó Will Hansen, director de servicios al lector y conservador de Americana. Calculó que el Newberry tiene entre 2 y 2,5 millones de objetos en su colección de tarjetas postales, incluido el material administrativo de las empresas de tarjetas postales y, por supuesto, las propias tarjetas.

«Si estamos interesados en la cultura americana, en la cultura visual de todo el mundo, en cómo la gente se comunicaba a través de… medios físicos a lo largo del siglo, creo que las tarjetas postales nos van a interesar», dijo Hansen. «Son importantes por las postales específicas, por los mensajes que pueden transmitir de persona a persona, pero también como archivo visual de cómo se representaba a Estados Unidos [y] a otros países del mundo».

Una parte importante de la colección se compone de tarjetas postales y material administrativo de la empresa Curt Teich & Company, con sede en Chicago, que la biblioteca adquirió del Lake County Discovery Museum en 2016. Curt Teich fue considerado uno de los productores de tarjetas postales más prolíficos del siglo XX; se estima que la empresa editó mil millones de postales. Además de la colección Teich, en su momento el Newberry también adquirió colecciones de postales más pequeñas de editores notables, como la Detroit Publishing Company Collection y la Leonard A. Lauder Raphael Tuck Collection.

Ralph Teich, descendiente de Curt Teich, rescató el material de la fábrica cuando fue demolida y lo cedió al Lake County Discovery Museum porque Ralph Teich había vivido en el condado. Sin embargo, como la gran colección requería muchos recursos para su mantenimiento y tenía poco que ver con el condado de Lake, aparte de su donante, el museo tomó la decisión de encontrar un mejor hogar para ella, y finalmente consideró que Newberry era el mejor lugar.

Hansen dijo que la adquisición de la colección tenía sentido, ya que la biblioteca tenía el «hueco perfecto del tamaño de una postal en nuestras colecciones. Coleccionamos para la historia de la imprenta, la historia americana, los mapas, los viajes y la exploración. Las postales están justo en medio de todas esas cosas, además de [tener] la conexión con Chicago».