Maryland Makerspace Initiative: programa para impulsar tanto el número como el impacto de los makerspaces en todo Maryland

 Maryland Makerspace Initiative Program

Los «Makerspaces» pueden ser muchas cosas a la vez: en parte aula, en parte centro comunitario, en parte estudio de arte, en parte taller donde los aficionados pueden trastear, e incluso en parte incubadora de empresas y espacio de co-working. También pueden ser una poderosa herramienta para el crecimiento económico, la revitalización de la comunidad, la creación de puestos de trabajo y el desarrollo de la mano de obra.

Ahora, hay un nuevo programa en TEDCO para impulsar tanto el número como el impacto de los espacios para creadores en todo Maryland. El Programa de Iniciativa de Espacios para Creadores de Maryland, creado por la Asamblea General de Maryland a principios de este año, proporcionará subvenciones para apoyar la expansión y el establecimiento de espacios para creadores por parte de organizaciones y gobiernos locales en todo Maryland.

Maryland parece ser el primer estado del país en establecer un programa de este tipo, diseñado para fomentar una comunidad de makerspaces en lugar de una única instalación. Esto puede convertir a Maryland en un modelo para otros estados que quieran hacer crecer sus ecosistemas maker.

Instalaciones como la organización sin ánimo de lucro Open Works de Baltimore, que ha servido de modelo para el nuevo programa, proporcionan acceso a una serie de herramientas y tecnología -incluidas sierras de mesa, máquinas de coser, soldadoras, cortadoras láser e impresoras 3D- y ofrecen una amplia variedad de clases y programas.

Bajo el término makerspaces existen en un amplio espectro de formas de organización. Algunos pueden estar más adaptados a los aficionados y amateurs, otros pueden ser más industriales para satisfacer las necesidades de las empresas locales. Estos espacios son polifacéticos y tienen una capacidad única para satisfacer las diferentes necesidades de las comunidades.

Las ventajas son múltiples. Los aficionados y los entusiastas del bricolaje pueden utilizar un makerspace para perfeccionar sus habilidades antes de emprender un nuevo proyecto; los emprendedores, las startups y las pequeñas empresas pueden utilizar las instalaciones para el diseño de productos y la creación de prototipos; los artistas pueden utilizar el espacio de estudio compartido. Open Works incluso se ha asociado con la ciudad de Baltimore en un programa de aprendizaje de dos años para formar a operadores de máquinas de coser industriales. Los makerspaces pueden desempeñar un papel único en el apoyo al crecimiento de las pequeñas empresas en sus comunidades.