¿Por qué se habla tanto del metaverso?

What’s all the buzz about the metaverse?. Deloitte, 2022

Texto completo

Conceptos que antes se limitaban a la ciencia ficción y los videojuegos están trascendiendo los límites de la realidad y cobrando vida en el mundo físico, ofreciendo el potencial de transformar muchos aspectos de las interacciones empresariales y personales. Bienvenidos al metaverso.

El metaverso es un tema de debate candente en los círculos tecnológicos, y un número creciente de consumidores y marcas de consumo se están subiendo al carro. Algunas grandes empresas están apostando fuerte por el metaverso, o realidad ilimitada, para cambiar fundamentalmente la forma de interactuar de las personas. En consecuencia, el metaverso se está convirtiendo rápidamente en un tema que los consejos de administración deben abordar al considerar las estrategias de crecimiento y talento, las oportunidades y los perfiles de riesgo de sus empresas.

¿Qué es el metaverso? Es una Internet de nueva generación, en la que el contenido ha evolucionado desde el texto, a los gráficos, al vídeo y, ahora, a las interacciones digitales inmersivas. El metaverso es una forma de interacción digital en la que las experiencias virtuales conectadas simulan las del mundo físico.

La realidad ilimitada integra experiencias digitales y físicas para permitir interacciones inmersivas que llevan a las personas más allá de las pantallas de cristal de los dispositivos tradicionales. Esta visión de Internet está ganando rápidamente adeptos como plataforma para una amplia variedad de interacciones humanas. Dos factores importantes han catapultado el interés y el debate recientes:

  • El avance de la tecnología está impulsando el aumento de la conectividad, permitiendo experiencias de comunicación e inmersión que no eran posibles hasta hace poco. El intercambio de información, la detección y la simulación avanzan con rapidez y se interconectan cada vez más gracias a la nueva ubicuidad de las redes avanzadas de alta velocidad y a la disponibilidad y asequibilidad de la tecnología para representar mundos tridimensionales convincentes.
  • La gente pasa más tiempo que nunca interactuando con sistemas digitales y socializando en espacios digitales. Algunas personas están empezando a ver sus vidas virtuales como equivalentes a sus vidas físicas.1 Pensemos, por ejemplo, en la Generación X, la Generación Z y los millennials, que se criaron con Internet y los juegos en 3D. Es posible que la pandemia haya contribuido a acelerar aún más el movimiento hacia los mundos virtuales al ofrecer a las personas un entorno que pueden encontrar preferible a las limitaciones de las llamadas telefónicas y las videoconferencias.

Algunos observadores de las últimas tendencias se muestran circunspectos sobre las posibles oportunidades relacionadas con el metaverso, y consideran que la reciente actividad de las empresas emergentes equivale al auge de las puntocom de finales de los años 90, al que siguieron numerosos fracasos empresariales y caídas del mercado a principios de la década de 2000. Sin embargo, es evidente que los espacios digitales ya son populares para socializar y entretenerse, y están empezando a dar un giro hacia casos de uso orientados a la productividad, como presentaciones, colaboración e incluso investigación y desarrollo.

Muchas empresas de tecnología, medios de comunicación y telecomunicaciones trabajan en este ámbito, con aplicaciones de juegos, redes sociales y entretenimiento. Muchos consumidores, marcas y creadores están participando de diversas maneras en la producción de conciertos en plataformas de juegos y en la venta de productos digitales de marca en mundos virtuales. Muchas personas están personalizando sus «avatares», o sus personajes digitales, y están comprando y vendiendo bienes inmuebles virtuales y arte.

Pero no todos los usos se centran en los juegos o en las interacciones con los consumidores. Las empresas también pueden aprovechar los mundos virtuales. Los gemelos digitales de entornos físicos pueden hacerse hiperrealistas y físicamente precisos. El entorno físico a replicar puede ser natural o puede ser algo construido, como un edificio u otro tipo de estructura, una operación industrial o una red de transporte. Los humanos, los robots y los agentes de IA pueden trabajar juntos dentro de estos gemelos digitales para planificar, diseñar y probar, acelerando los ciclos de innovación y planificación para una variedad de necesidades empresariales.

También existen aplicaciones para la formación y la incorporación de nuevos empleados. Las reuniones o eventos virtuales pueden sustituir o aumentar los entornos tradicionales en persona. Los colegas pueden conectarse desde cualquier lugar en grupos grandes o pequeños para reunirse y colaborar.