Libros vivos: Experimentos en las posthumanidades

Adema, Janneke. Living Books: Experiments in the Posthumanities. MIT Press, 2021.

Texto completo

Reimaginar el libro académico como algo vivo y colaborativo, no como algo esencializado y mercantilizado, sino en toda su materialidad dinámica.

En 2011, la editorial Open Humanities Press, de acceso abierto y dirigida por académicos, publicó la serie de libros experimentales Living Books About Life. Esta serie, que consta de veinticinco libros editables en abierto, está disponible en una plataforma wiki de código abierto para que la gente pueda reutilizar, remezclar, actualizar, añadir y colaborar. Estos libros wiki se diseñaron para cuestionar y romper las barreras entre las humanidades y las ciencias mediante la reutilización de investigaciones científicas previamente publicadas y su agrupación en torno a un tema específico (por ejemplo, la energía, el aire, la farmacología o la bioética) acompañado de una introducción editorial. Este experimento de conexión y reutilización de diversos materiales de investigación de acceso abierto -incluidos artículos, libros, textos, datos, imágenes, vídeo y sonido- y de exploración de la escritura colectiva y la edición abierta se diseñó para desafiar «las limitaciones físicas y conceptuales» del libro códice, pero también cuestionó las diversas instituciones y prácticas materiales que lo acompañan (por ejemplo, el autor humanista liberal, los derechos de autor, su estética libresca). Pero más que eso, fue un experimento para reimaginar el libro en sí mismo como algo vivo y colaborativo, como una forma iterativa y procesual de cocreación. Con esto, Living Books About Life -junto con su serie hermana, Culture Machine Liquid Books- fue uno de los primeros experimentos en la publicación de libros de humanidades en explorar rigurosamente las implicaciones y posibilidades potenciales del medio digital para la monografía de humanidades, para las humanidades y, en última instancia, para el ser humano.

Este libro también quiere explorar, especular y experimentar con el futuro del libro académico. Al hacerlo, plantea una serie de cuestiones importantes para nuestras concepciones comunes del libro, basadas en la impresión, y para la monografía, en particular, como una instanciación material y conceptual específica del libro. En lugar de ver la monografía como un objeto fijo, la presento aquí como un conjunto elaborado de prácticas académicas, estructuras de producción de conocimiento y formaciones discursivas, que juntas promulgan la materialidad dinámica y emergente de este medio. Al mismo tiempo, en un complejo juego de relaciones, el libro académico contribuye a dar forma a los diversos formatos, debates y actores que intervienen en los procesos de creación de conocimiento. Esta doble vertiente del libro, en tanto que representado y representador, hace que la monografía ocupe un importante punto nodal en este entramado de relaciones y que, por tanto, desempeñe un papel vital en la determinación de los tipos de conocimiento posibles. Por lo tanto, es muy importante tener en cuenta la materialidad cambiante del libro académico si queremos entender su potencial para representar nuevas formas institucionales y encarnar y realizar diferentes prácticas académicas.