Transformar las bibliotecas en centros de resiliencia rural

FSU researchers earn NSF grant to transform libraries into ‘Rural Resiliency Hubs’
BY: KELSEY KLOPFENSTEIN | PUBLISHED: DECEMBER 2, 2021 | 10:29 AM

Ver completo

La creciente frecuencia de las catástrofes naturales y su desigual impacto en las poblaciones vulnerables exige el desarrollo de centros de resiliencia ante las catástrofes. Ahora, a través de una subvención de la Fundación Nacional de Ciencias, un equipo multidisciplinar de investigadores de la Universidad Estatal de Florida busca utilizar un espacio comúnmente poco reconocido en la respuesta a los desastres: las bibliotecas públicas.

Centrándose en el condado de Calhoun, Florida, una región que sigue devastada por el huracán Michael de 2018, los investigadores colaborarán con bibliotecarios públicos y miembros de la comunidad para establecer un proceso de diseño y evaluación transferible que permita a las bibliotecas públicas rurales ser conectores (Hubs) de Resiliencia.

Los centros de resiliencia son instalaciones al servicio de la comunidad diseñadas para apoyar a los residentes, coordinar la comunicación, distribuir recursos y proporcionar asistencia técnica al tiempo que mejoran la calidad de vida. Ofrecen la oportunidad de trabajar eficazmente en el nexo de la resiliencia de la comunidad, la gestión de emergencias, la mitigación del cambio climático y la equidad social, al tiempo que proporcionan oportunidades para que las comunidades sean más autodeterminadas, estén socialmente conectadas y tengan éxito antes, durante y después de las perturbaciones.

Marcia A. Mardis, profesora y decana asociada de investigación de la Facultad de Comunicación e Información, dirigirá el proyecto como investigadora principal. El proyecto interdisciplinario incluye también investigadores de la Facultad de Ingeniería de la FAMU-FSU y de las facultades de Medicina, Ciencias Sociales y Políticas Públicas y Trabajo Social.

«Estamos reuniendo múltiples disciplinas e involucrando a múltiples partes interesadas, incluidos los ciudadanos, para forjar profundas relaciones de colaboración que nos ayuden a nosotros y a nuestros socios comunitarios a comprender mejor los elementos clave de la resiliencia ante los desastres», dijo Mardis. «Puede que este proyecto no sea de larga duración, pero es considerable en cuanto a oportunidades y alcance».

Los investigadores diseñarán de forma inclusiva centros de resiliencia rural a medida en los cinco distritos del condado de Calhoun e identificarán oportunidades para ampliar y fortalecer las colaboraciones comunitarias.

«Nuestros bibliotecarios públicos apoyan a los ciudadanos de Calhoun en los buenos y malos tiempos», dijo Rita Maupin, directora del Sistema de Bibliotecas Públicas del Condado de Calhoun. «Estamos muy contentos de continuar nuestra relación con la FSU para que nuestro apoyo satisfaga mejor las necesidades de la comunidad».

«Rural Resiliency Hubs: Un enfoque integrado y centrado en la comunidad para abordar la brecha de resiliencia a través de las bibliotecas públicas rurales» fue uno de los 52 proyectos y el único en Florida al que se le concedieron subvenciones de planificación en la Etapa 1 y es uno de los 17 proyectos seleccionados para la Etapa 2. El proyecto de la FSU recibió 581.226 dólares durante 12 meses en la fase 2.

Los resultados de este proyecto ayudarán a mejorar la comprensión de las operaciones de respuesta a las emergencias y contribuirán al desarrollo de nuevas políticas y planes relacionados con las catástrofes para las bibliotecas públicas de todo Estados Unidos. El Instituto de Gobierno de Florida colaborará con el equipo de investigación y las partes interesadas de la sociedad civil para difundir los resultados de la investigación y las recomendaciones a los 67 condados de Florida y otras localidades, con el fin de abordar la brecha de resiliencia que los ciudadanos rurales suelen experimentar durante y después de las catástrofes.