Alfabetización digital de personas mayores: superar el aislamiento en un mundo conectado

Digital literacy: overcoming isolation in a connected world. South Carolina Public radio, 2021

Ver original

Cuando se produjo la pandemia de Covid-19, muchas personas se aislaron; pero la tecnología les ofreció una forma de seguir conectados. Sin embargo, para muchas personas mayores, las nuevas tecnologías son como un idioma extranjero. «Si no aprendes tecnología, te quedas atrás y mucha gente se queda atrás ahora», dice Paul Dukes, un anciano que vive en Columbia.

Dukes se inscribió en un curso de alfabetización digital ofrecido por Palmetto Care Connections, una red de telesalud sin ánimo de lucro que trabaja para conectar a los proveedores de atención sanitaria con los pacientes de las comunidades rurales a través de la telesalud.

Financiado por la Corporación de Apoyo a las Iniciativas Locales Rurales y el Departamento de Envejecimiento de Carolina del Sur a través de la Ley CARES, el programa de inclusión digital entrega 100 tabletas a personas mayores de cinco condados: Allendale, Barnwell, Clarendon, Lower Richland y Williamsburg. El programa proporciona a los ancianos servicio de Internet y formación en habilidades digitales.

Kathy Schwarting, directora ejecutiva de PCC, dijo que además de enseñar sobre telesalud, las clases también ayudan a los ancianos a aprender los fundamentos de la comunicación a través de llamadas virtuales, y el correo electrónico.

«A los mayores les encanta aprender a hacer fotos, les encanta aprender a hacerse selfies», dijo Schwarting. «Se les iluminan los ojos y se emocionan mucho cuando pueden hacer cosas que damos por sentadas y que todo el mundo sabe hacer, y ellos no».

Kay Hightower, asesora principal de divulgación y creación de asociaciones de la SCDOA, dijo que la inclusión digital es la clave para conectar a los mayores que están socialmente aislados. «Al permitirles conectarse con su dispositivo, les lleva al mundo exterior», dijo Hightower. «Me recuerda a las bibliotecas de antaño, en las que se decía: dale a un niño un libro y le mostrará el mundo; dale a una persona mayor una tableta y le mostrará el mundo».