Dar a los investigadores una renta básica universal por el impacto de la investigación para reducir las desigualdades en la financiación de la investigación

To reduce inequalities in research evaluation, give researchers a universal basic income for research impact. Mark Reed LSE, June 21st, 2021

Texto completo

Mark Reed propone que, en lugar de asignar fondos de impacto a un pequeño número de instituciones de alto rendimiento, la financiación se asigne de forma más amplia a los investigadores individuales. Sostiene que esto no sólo limitaría la concentración excesiva de recursos en instituciones concretas, sino que también beneficiaría a la cultura de impacto de la investigación en general, al limitar la competencia de suma cero entre instituciones por el impacto y permitir a los investigadores perseguir, o elegir no perseguir, formas de impacto de la investigación más intrínsecamente motivadas.

El vínculo entre la evaluación de la investigación y la asignación de fondos ha creado conflictos de intereses, reales y percibidos, para los investigadores que buscan generar impacto, y es la causa de muchas de las consecuencias negativas no deseadas de la agenda de impacto en el Reino Unido. La mayoría (57%) de los académicos del Reino Unido tienen actitudes negativas hacia el Research Excellence Framewor (REF), se sienten presionados para cumplir con los objetivos del REF (54%) y piensan que su creatividad está siendo limitada debido a que la investigación está impulsada por una agenda de impacto (75%). Sin embargo, son pocos los que opinan sobre lo que debería sustituir al REF.

Otros países están siguiendo los pasos del Reino Unido al desarrollar sus propios sistemas para evaluar el impacto de la investigación financiada con fondos públicos, pero ninguno ha vinculado hasta ahora las puntuaciones a la financiación de la misma manera. Tampoco han experimentado el mismo nivel de consecuencias imprevistas. Una forma de resolver esta tensión sería debilitar el vínculo entre las puntuaciones de impacto en el REF y las asignaciones de financiación, y así reducir los incentivos extrínsecos para el impacto. En la actualidad, la financiación está «clasificada por calidad», de modo que las «mejores» instituciones obtienen la mayor parte de la financiación, pero ¿este sistema en que «los ricos se hacen más ricos» no hace más que perpetuar la desigualdad y dificultar que las instituciones desarrollen y retengan el talento? ¿Producen las instituciones de investigación intensiva más investigación de alta calidad porque tienen mejores investigadores e instalaciones? ¿O bien superan a las universidades más nuevas en gran parte debido a un sistema que tienen el poder y el interés de mantener? La respuesta es ambas cosas.

Si el sistema concentra los recursos en un pequeño número de instituciones, será más fácil producir investigación de alta calidad en esos lugares y atraerán a los investigadores más ambiciosos de las nuevas universidades, que buscarán la ventaja que supone trasladarse a una institución del Grupo Russel. Si los recursos se repartieran de forma más equitativa, sería más fácil investigar en las instituciones posteriores a 1992, que a su vez podrían invertir en sus mejores investigadores con menos miedo a que sean absorbidos por su institución local del Grupo Russel en cuanto empiecen a aportar ingresos significativos por investigación.

Si la financiación del REF está destinada a fomentar la capacidad y el liderazgo de la investigación en el Reino Unido, ¿por qué limitarla a los que ya son líderes y tienen más capacidad, cuando podríamos nivelar todo el sector?

Así pues, he aquí una idea (que no es nueva, pero sí buena): hacer que la financiación sea proporcional al número de académicos activos en investigación y darles a todos una renta básica universal por su investigación e impacto. No estoy hablando de eliminar la financiación competitiva de la investigación, pero si al menos el 50% de la financiación del REF fuera a parar a cuentas individuales del personal, todos tendríamos las mismas oportunidades de realizar proyectos de semilla, impacto, creación de redes y desarrollo de capacidades para prepararnos para nuestra próxima oferta de financiación, y podríamos tener una oportunidad más justa de éxito. A menudo me ha sorprendido la creatividad y los resultados que obtienen los Early Career Researcher (ECR) – un investigador de carrera temprana- con cantidades muy pequeñas de financiación, y creo que nos quedaríamos boquiabiertos con la investigación y el impacto que podría hacer posible la renta básica universal para los investigadores. Si la financiación del REF está destinada a fomentar la capacidad y el liderazgo de la investigación en el Reino Unido, ¿por qué limitarla a los que ya son líderes y tienen más capacidad, cuando podríamos nivelar todo el sector? Las instituciones y equipos con más recursos ya tienen suficiente ventaja para mantener su trayectoria sin que un cambio de este tipo suponga una nivelación para ellos.

No estoy sugiriendo que no haya condiciones. Los investigadores tendrían que demostrar que son activos en la investigación (como ya lo hacen en el REF), y creo que las instituciones deberían seguir produciendo estudios de caso de impacto respaldados por una investigación rigurosa.