La Asociación Estadounidense de Bibliotecas (ALA) condena enérgicamente la violencia en el Capitolio y llama a la defensa

La Junta Ejecutiva de la Asociación Estadounidense de Bibliotecas (ALA) agradece la seguridad del personal de nuestra Oficina de Política Pública y Defensa en Washington y los miembros de ALA que trabajan en Capitol Hill, así como a los legisladores electos, el personal del Congreso y otros trabajadores del gobierno. que se arriesgaron para defender la sede del gobierno federal el 6 de enero de 2021.

ALA condena enérgicamente los intentos violentos de socavar la integridad del proceso electoral y la democracia. Las amenazas, destrucción de edificios gubernamentales y saqueos presenciados el 6 de enero no constituyen una protesta pacífica, sino terrorismo interno.

En el lapso de 24 horas, fuimos testigos de lo mejor y lo peor de nuestra nación. El día antes de que el Capitolio fuera asaltado por una turba, los votantes de Georgia eligieron al primer senador negro y al primer senador judío en representar a su estado en el Congreso.

El 4 de enero, los miembros recién elegidos del 117 ° Congreso prestaron juramento al cargo, afirmando solemnemente que “apoyarán y defenderán la Constitución de los Estados Unidos contra todos los enemigos, nacionales e internacionales”. A pesar de la horrenda interrupción de su trabajo, el Congreso regresó resueltamente a cumplir su misión, y nosotros también debemos hacerlo.

Las bibliotecas en Estados Unidos defienden los derechos constitucionales de todas las personas y son piedras angulares de las comunidades a las que sirven. Celebramos y preservamos nuestra sociedad democrática para que todas las personas tengan la oportunidad de convertirse en aprendices de por vida y ciudadanos comprometidos: informados, alfabetizados, educados y enriquecidos culturalmente.

Un número creciente de funcionarios electos está consciente del valor de sus bibliotecas; pero muchos todavía tienen que comprender el papel que juegan las bibliotecas en la educación y el empleo y el empoderamiento económico de sus comunidades. Hay mucho más trabajo por hacer.

Para preservar nuestra sociedad democrática y asegurar que la salud de las bibliotecas estadounidenses sea una prioridad nacional, los defensores de las bibliotecas deben involucrar a los tomadores de decisiones en todos los niveles del gobierno. ALA reafirma nuestro compromiso de abogar por las bibliotecas, los trabajadores bibliotecarios y la profesión. Para promover las prioridades de las políticas de la biblioteca y los recursos para hacer nuestro trabajo, ALA hace una llamada a cada trabajador de bibliotecas y partidarios de la biblioteca a  unirse a la red de defensa de ALA,  para seguir el trabajo  desde nuestra Oficina de Política y Defensa Pública y registrarse para abogar con  los capítulos estatales