¿Cómo comunicar el valor de la biblioteca?

Accart, Jean-Philippe (dir.). Communiquer ! Les bibliothécaires, les décideurs et les journalistes. Nouvelle édition [en ligne]. Villeurbanne : Presses de l’enssib, 2010

Texto completo

PDF

IMPLEMENTAR UNA ESTRATEGIA DE COMUNICACIÓN

Los diferentes pasos

Definir la identidad de la biblioteca a través de un logotipo, la firma institucional y el sistema de valores de la organización;

Encontrar coherencia entre la comunicación interna y externa, institucional y productos / servicios;

Construir una estrategia de comunicación diagnosticando la situación y formulando objetivos de comunicación;

Identificar objetivos (internos; lectores registrados / no registrados; socios; órganos de supervisión; medios de comunicación; organizaciones profesionales, autores, etc.)

Formular un mensaje de comunicación (tono, limitaciones, promesa, concepto);

Elegir los medios de comunicación y encuentre coherencia entre metas / objetivos / medios;

Definir un horario, un presupuesto;

Evaluar la acción de comunicación mediante indicadores.

USANDO LA PRENSA, INVOLUCRANDO A LOS CIUDADANOS

Haz que se hable de la biblioteca en la prensa cuando esté en etapa de proyecto con inversiones importantes o cuando experimente un cambio notable (nuevo software, departamento o personal). También permite hablar de funcionarios electos (alcalde, diputado, concejal general, etc.);

Hacer que la biblioteca hable de la prensa en relación a un evento vinculado a la actualidad, a acciones que presentan la biblioteca como un lugar de expresión para la ciudadanía (concursos de poesía, talleres de manga, etc.);

Reformular así la relación de la biblioteca con la población;

Buscar una mayor participación de los ciudadanos en la vida del establecimiento: establecimiento de comités; promoción de la elección de documentos prestados por los residentes; equipo de jóvenes contratados para volver a decorar un espacio …

HAGA LA BIBLIOTECA “VISIBLE” A LOS OJOS DE LOS TOMADORES DE DECISIONES

Encontrar la relación correcta entre el bibliotecario elegido

Promover el rol del bibliotecario dentro de la Ciudad y los órganos de gobierno;

Ganarse la confianza de los funcionarios electos evitando ceñirte a la imagen clásica del bibliotecario (erudito, colocado por encima de los demás, aislado de las realidades materiales);

Jugar la carta de la integración en una operación administrativa conocida de la que no se trata de eximirse con el riesgo, luego, de ser excluido;

Controlar el organigrama y el funcionamiento oficial y extraoficial del municipio: orientación política, especialidades y preferencias culturales de los funcionarios electos;

Conocer la distribución de misiones entre gerentes administrativos para saber a quién contactar en prioridad para qué expediente;

Involucrar al equipo de bibliotecarios en este conocimiento del campo; enviar a todos los colegas recién contratados a otros departamentos para “exploración”;

Antes de ser un buen bibliotecario, se un buen funcionario: conozca la frecuencia de las reuniones de los jefes de departamento, los modos (correo electrónico, teléfono, nota escrita) y las frecuencias de comunicación apreciadas por los tomadores de decisiones;

Disponer del calendario de decisiones y, por tanto, de los informes a aportar, en particular los presupuestarios: respeto de las fechas de presentación de los presupuestos provisionales; presentación del informe anual.

Utiliza las herramientas disponibles

Presentar un informe de actividad, más claro y más centrado en las áreas de preocupación de los funcionarios electos, al final del año escolar;

Realiza una actualización rápida de la actividad cada trimestre, destacando como prioridad los indicadores que son “verdes” sin ocultar los que son “rojos”;

Demostrar que la biblioteca tiene un potencial insospechado y que puede hacer más, o incluso más, que las demás;

Estar en el centro de múltiples acciones interservicios y de asociación y estar al servicio;

Demuestra que sabes ser reactivo, económico en tiempo pero también en dinero;

Impulsar, hacerse eco de la política del municipio (programación cultural acorde con eventos y ferias municipales, etc.);

Alcanzar un estado de experiencia y excelencia dentro de la comunidad, volviendo a su actividad principal: la mediación de la información y la cultura.

Diálogo con los órganos de decisión universitarios

Demostrar cómo la biblioteca apoya los intereses de la comunidad ;

Demostrar a los órganos de toma de decisiones la especificidad de la biblioteca en comparación con otros servicios universitarios mediante el uso de las herramientas proporcionadas por la contabilidad de costos;

Destacar los indicadores que cumplen los objetivos del contrato cuatrienal de la universidad;

Acude a profesionales de la comunicación o cree un puesto de oficial de comunicación para la biblioteca.

Encuentre otros socios financieros

Determinar un objetivo para los posibles financiadores;

Obtener el apoyo de la autoridad supervisora ​​y gestionar contingencias;

Encuentra otras soluciones como la recaudación de fondos .

CÓMO COMUNICARSE

Definir una estrategia, desarrollar un plan de comunicación.

La comunicación de la biblioteca debe estar vinculada a la del resto de equipamientos culturales de la ciudad;

Configurar herramientas adaptadas a cada público: papel, Internet, redes sociales, relaciones con la prensa, etc.

Escribe un comunicado de prensa

Insiste en “¿Qué hay de nuevo?” “

Comprende bien el evento: ¿Quién? ¿Qué? O ¿Cuando? Por qué ? ¿Cómo? ‘O’ ¿Qué?

Sigue ciertos métodos de envío, tiempos precisos.

Relaciones exitosas con la prensa escrita

¿Quiénes son los periodistas? Comprenderlos para comunicarse mejor;

¿Qué es la escritura periodística? ¿Cuál es la vida de un periódico?

Comunicarse con los medios audiovisuales

Estar, para la biblioteca, en un despliegue dinámico de sus actividades e iniciativas;

Desarrollar contactos regulares, de confianza y recíprocos con la redacción de su entorno;

Encontrar, para el periodista audiovisual, interlocutores fiables, representativos y sobre todo que “vayan” bien;

Se efectivo con los periodistas: sepa cómo abordarlos, conozca las etapas en la producción de un informe, sepa cómo presentar un informe o proyecto de programa;

Se socio y “coproductor”.

AUTOR

Jean-Philippe Accart