Cómo los mundos virtuales son la próxima evolución en la comunicación y la colaboración

Allan V. Cook, Kaitlyn Kuczer. A brave new world with virtual worlds: How virtual worlds are the next evolution in communication and collaboration. Deloitte, 2020

Texto completo

Con la gente todavía recelosa de los viajes y las conferencias, las organizaciones están fomentando el compromiso y la colaboración mediante la participación en mundos virtuales tridimensionales. Asumiendo que la tecnología funciona sin problemas, este escenario pone de relieve la potencial conveniencia y el elevado compromiso de un mundo virtual: Un entorno digital donde los usuarios pueden reunirse, comunicarse, interactuar y colaborar sin las molestias y los gastos de los viajes o la práctica actual de las mascararillas faciales y el distanciamiento social.

La comunicación, la colaboración y el compromiso han evolucionado con la tecnología. Las formas y métodos utilizados para intercambiar ideas han pasado de permitir simples intercambios de mensajes entre dos participantes a transmitir información de manera instantánea y simultánea a muchos participantes a través de grandes distancias. Cada nueva tecnología de comunicación -muchas de las cuales han seguido utilizándose en lugar de ser sustituidas- ha ampliado el alcance geográfico tanto del remitente como del destinatario. El siguiente avance lleva esto varios pasos más allá: Los mundos virtuales permiten la comunicación de muchos a muchos, simultáneamente, con la participación de múltiples participantes sin restricciones por el lugar en que se puede facilitar la colaboración en un entorno tridimensional.

¿Qué es un mundo virtual? Un mundo virtual es un entorno simulado por computadora que persiste -siempre en funcionamiento- y que permite la participación de los usuarios mediante avatares personales que pueden, a su vez, comunicarse, colaborar e interactuar entre sí en ese entorno. Permite a múltiples usuarios simultáneos, equipados con auriculares, aprovechar la innovación de sus creadores para colaborar y coexistir en una realidad de todos los días, imitando la de la vida real. Los mundos virtuales son más familiares en su uso en los videojuegos masivos multijugador en línea, pero una serie de empresas e instituciones están empezando a adoptarlos para las aplicaciones cotidianas.