¿Tuitear o no tuitear? Esa es la cuestión: una revisión sistemática sobre el uso de las redes sociales para aumentar el impacto de la investigación en salud

 

to_tweet_or_not_to_tweet_mousepad-p144393877511403859envq7_400

 

“To tweet or not to tweet? This is the question”: A systematic review on the use of social media to increase the impact of health research (Preprint), Journal of Medical Internet Research, 10.2196/15607, (2019).

Texto completo

 

Los investigadores en todas las disciplinas utilizan cada vez más las redes sociales para compartir sus publicaciones en Internet, llegando a diferentes audiencias. En los últimos años, se han desarrollado indicadores específicos del impacto en las redes sociales (por ejemplo, Altmetrics), para complementar los indicadores bibliométricos tradicionales (por ejemplo, conteo de citas, índice h). En la investigación en salud, no está claro si el impacto en las redes sociales también se traduce en impacto en la investigación.

El objetivo principal de este estudio fue revisar sistemáticamente la literatura sobre el impacto del uso de las redes sociales en la difusión de la investigación en salud. El objetivo secundario era evaluar la correlación entre Altmetrics y las métricas tradicionales basadas en citas.

Para ello se realizó una revisión sistemática para identificar estudios que evaluaron el uso de las redes sociales para difundir artículos publicados en revistas relacionadas con la salud. Se analizaron específicamente los estudios que describieron estudios experimentales o correlacionales que vinculan el uso de las redes sociales con los resultados relacionados con la bibliometría. Se realizaron búsquedas en las bases de datos Medline, Embase y CINHAL utilizando una estrategia de búsqueda predefinida (PROSPERO: CRD42017057709). Se realizó una selección de estudios independientes y duplicados y extracción de datos. Dada la heterogeneidad de los estudios incluidos, resumimos los hallazgos de forma narrativa.

Los resultados muestran que de un total de 18,624 citas recuperadas, se incluyeron 51 estudios: 7 (14%) ‘estudios de impacto’ (que respondieron al objetivo primario) y 44 (86%) ‘estudios correlacionales’ (que respondieron al objetivo secundario). Los estudios de impacto informaron resultados mixtos, pero sufrieron muchas limitaciones, incluido el uso de intervenciones de baja intensidad inadecuada y corta duración. La mayoría de los estudios correlacionales sugirieron una asociación positiva entre la bibliometría tradicional y las métricas de las redes sociales (por ejemplo, número de menciones) en la investigación en salud.

Conclusiones: Se identificó una evidencia sugestiva pero no concluyente sobre el impacto del uso de las redes sociales en el aumento del número de citas en la investigación en salud. Se necesitan más estudios mejor diseñados para evaluar mejor el vínculo causal entre el impacto en las redes sociales y la bibliometría. Ensayo clínico.