Laboratorio de informática y medios obsoletos de la Biblioteca McPherson de Victoria University

 

20768024_web1_200302-obn-idea-fest-0openhouse-uviclibrary-1_2-1024x683-1

 

Ver original

 

En el piso inferior de la Biblioteca McPherson hay una sala de computadoras de escritorio de la era de la década de 1980.

Al arrancar, los monitores parpadean con las fuentes amarillas y verdes. ¿Recuerdas insertar un disco para arrancar la computadora? ¿Y luego otro para arrancar un programa?

Sí, hay un Commodore 64, un Apple II (es un IIE, no un GS, pero bueno, no puedes esperar la luna) e incluso un Atari.

En total, hay varias estaciones interactivas para que disfruten niños y adultos por igual, y también otras actividades como hacer libros a mano, un zoológico tecnológico (piense en gafas de realidad virtual y divertidos dispositivos digitales impulsados ​​por el sistema operativo Raspberry Pi). Hay demostraciones de impresión en 3-D, cuentos para todas las edades con la colaboración de la Biblioteca Pública de Greater Victoria. Thunder, la mascota de Vikes de UVic, estará disponible para tomar fotos.

Lo irónico de las computadoras es que la mayoría de ellas se vendieron originalmente a precios superiores a los 1.000 dólares estadounidenses a fines de la década de 1970 y durante toda la década de los 1980. El límite para el laboratorio es alrededor de 1999. A principios de la década de 2000, cuando millones de personas finalmente aceptaron que el polvoriento Macintosh Classic en el estante del garaje nunca volvería a ser útil, las computadoras como estas no estaban en condiciones de regalarlas. Y, sin embargo, una computadora IBM, Tandy o Atari en funcionamiento en 2020 es un hallazgo raro. Y es una experiencia única para los que no vivieron aquellos tiempos, además de una experiencia memorable para los que si los vivimos.