El futuro del cerebro lector en un mundo cada vez más digital

 

e7c47ef0-943a-46c2-ac7a-f1a7cdcc70d2

 

Just Read the Book Already Digital culture doesn’t have to make you a shallow reader. But you have to do something about it. By LAURA MILLER AUG 16, 201810:32 AM

 

No hace mucho, una neurocientífica cognitiva decidió realizar un experimento en sí misma. Maryanne Wolf, experta en la ciencia de la lectura, estaba preocupada, como cualquiera de nosotros, por que podría estar perdiendo la habilidad para una lectura profunda y sostenida. Todavía compraba libros, escribe en ‘Reader, Come Home: The Reading Brain in a Digital World’ ‘, pero se daba cuenta que cada vez leía más en ellos en lugar de ser arrastrada por ellos. En algún momento imposible de precisar, había comenzado a leer más para estar informada que para estar inmersa en la lectura, y mucho menos para ser transportada por la pasión lectora. A pesar de haber escrito un libro popular, “Proust and the Squid: The Story and Science of the Reading Brain’, celebrando, entre otras cosas, la neuroplasticidad del cerebro, es decir, su tendencia a remodelar sus circuitos para adaptarse a las tareas que con mayor frecuencia le exigían, Wolf se dijo a sí misma que no había cambiado el estilo de su lectura, sino la cantidad de tiempo que podía dedicarle. Sin embargo, sintió que le debía a esa pregunta un escrutinio más riguroso. De ahí el experimento informal.

“Wolf decidió asignar un período fijo todos los días para releer una novela que había amado cuando era joven, ‘Magister Ludi’ de Hermann Hesse”. Era exactamente el tipo de texto exigente en el que alguna vez se había deleitado. Pero ahora descubrió para su consternación que no podía soportarlo. “Odiaba el libro”, escribe. “Odiaba todo el supuesto experimento”. Tuvo que obligarse a discutir las ‘palabras y oraciones innecesariamente difíciles de la novela cuyas construcciones similares a serpientes ofuscaron, en lugar de iluminar, lo que significa para mí’. La acción narrativa le pareció intolerablemente lenta. Ella, concluyó, “había cambiado de una forma que nunca hubiera imaginado. Ahora leo superficialmente y muy rápido; de hecho, leo demasiado rápido para comprender niveles más profundos, lo que me obliga a volver constantemente y releer la misma frase una y otra vez con creciente frustración. Había perdido la “paciencia cognitiva” que una vez la sostuvo al leer tales libros. Ella culpó a internet “.

La lectura profunda que solía venir naturalmente se ha convertido en una lucha. No estamos hechos para leer y hacerlo es tan antinatural que precisamente por eso hemos de luchar por conservarl la lectura

El libro está lleno de consejos sólidos, aunque poco reveladores, para los padres (léales a sus hijos pequeños en lugar de entregarles un iPad con un libro electrónico “mejorado” que pueda leerse en voz alta mientras revisa su teléfono inteligente).

Un buen tercio del libro se refiere a cómo los educadores pueden mejorar las habilidades de lectura profunda de los niños en varios grupos de edad, al tiempo que promueven su alfabetización digital.

¿Te ha pasado esto? Elige un libro favorito, pero no puedes terminarlo. Tu mente divaga. Las oraciones parecen largas. Aburrido. Finalmente, arrojas el libro real y, en cambio, revisas Facebook. ¿Estamos perdiendo nuestra capacidad de leer profundamente? Ser pensadores callados y contemplativos, empáticos y críticos. La investigadora de la lectura Maryanne Wolf se preocupa por eso. Pero ella no es una ludita digital. No es una llamada para lanzar iPads por la ventana. En cambio, tiene un nuevo plan para enseñarnos, y especialmente a los niños, a leer en un mundo saturado de información.

– Meghna Chakrabarti

Un pensamiento en “El futuro del cerebro lector en un mundo cada vez más digital

  1. Pingback: No estamos hechos para leer y hacerlo es tan antinatural que precisamente por eso hemos de luchar por conservar la lectura | Universo Abierto

Los comentarios están cerrados.