Luchando contra el analfabetismo informativo

editions

 

Battling Information Illiteracy How misinformation affects the future of policy By Paul T. Jaeger and Natalie Greene Taylor. American Libraries | July 17, 2019

Ver completo

Internet ha facilitado que las personas sean analfabetas de la información de nuevas maneras. Cualquiera puede crear información ahora, independientemente de su calidad, y presentarla frente a un gran número de personas. La capacidad de las redes sociales para difundir información lo más rápido posible, y a la mayor cantidad de personas posible, desafía la alfabetización, al igual que la capacidad de manipular imágenes, sonidos y videos con facilidad.

El uso y mal uso de la información por parte de los gobiernos y la formulación de políticas puede estar convirtiéndose en el mayor problema de política de información para los ciudadanos. A medida que evolucionan las tecnologías y los métodos de comunicación, El hecho por parte de los profesionales de comprometerse y abogar por una política de información consistirá en abordar los nuevos desafíos de la enseñanza de la alfabetización y el comportamiento de la información.

El sesgo de confirmación también es un impedimento grave, incluso cuando se es consciente de ello. Cuando nos enfrentamos a información que contradice o incluso refuta lo que creemos, las personas tienden a resistirse a los hechos.

Un estudio de Stanford de 2016 sobre estudiantes de escuelas intermedias, preparatorias y universitarias de EE. UU. describió su alfabetización en información en línea como “sombría” y señaló que son “fácilmente engañados” para creer contenido falso.

Junto con los desafíos planteados por la alfabetización informacional, el comportamiento informativo, las noticias falsas y el mal comportamiento informativo de las figuras políticas, otro desafío para los bibliotecarios es la falta de un enfoque gubernamental unificado para la política de información.

El futuro de la alfabetización informacional se encuentra en la intersección de la alfabetización y el comportamiento. Por ello, la concienciación sobre las posibles manipulaciones de la información se ha convertido en un aspecto centrales y explícito de la alfabetización informacional.

De modo que los profesionales de la información ppodemos y debemos tener voz en el futuro de la política de información