Los ‘Post-Mileniales’ están en camino de ser la generación más diversa y mejor preparada hasta la fecha

st_18-11-15_generations_featured-image

Fry, richard ; Parker, K. “Early Benchmarks Show ‘Post-Millennials’ on Track to Be Most Diverse, Best-Educated Generation Yet: A demographic portrait of today’s 6- to 21-year-olds.” Whasington: Pew Research Center, 2018

Texto completo

A medida que una nueva generación de estadounidenses comienza a tomar forma y a avanzar hacia la edad adulta, existe un creciente interés en sus actitudes, comportamientos y estilo de vida. Pero, ¿cómo cambiará esta generación el tejido demográfico? Un nuevo análisis de los datos de la Oficina del Censo realizado por el Pew Research Center revela que la generación “post-milenial” ya es la generación más diversa desde el punto de vista racial y étnico, ya que la mayoría de los jóvenes de entre 6 y 21 años (52%) son blancos no hispanos. Y aunque la mayoría de ellos todavía están cursando sus estudios escolares, los más mayores de los “milenials” se están matriculando en la universidad en una proporción significativamente más alta que cualquiera de los individuos de otras generaciones anteriores.

La generación denominada “post-Millennials” en este informe – a la que en otros lugares se hace referencia como Generación Z, el iGen o Homelanders – incluye a los nacidos después de 1996. Pew Research Center utiliza la etiqueta “post-Millennials” como marcador de posición hasta que surja un mayor consenso en cuanto a su nombre. Para propósitos de este análisis, la generación post-Milenial abarca hasta los 16 años, el mismo número de años que la generación Milenial (ahora de entre 22 a 37 años). Este informe compara los post-Millennials en 2018 con las generaciones anteriores cuando tenían entre 6 y 21 años, examinando sus características demográficas así como las de sus padres y hogares.

Los padres de los post-Millennials están mejor educados que los padres de los Millennials y los de las generaciones anteriores, y es muy probable que este patrón contribuya a la riqueza relativa de los hogares en los que viven los post-Millennials. Más de cuatro de cada diez post-Millennials (43%) viven con al menos con un padre que tiene al menos una licenciatura. Aproximadamente un tercio (32%) de los mileniales en 2002 tenían un padre con este nivel de educación.

La tasa de abandono escolar de los alumnos de secundaria de mayor edad después de los milenials (de 18 a 20 años en 2017) es significativamente inferior a la de los milenials de edad similar en 2002. Y entre los que ya no estaban en la escuela secundaria en 2017, el 59% estaban matriculados en la universidad -la más alta que la tasa de matriculación de los milenials de 18 a 20 años en 2002 (53%) y los de la Generación X en 1986 (44%).

Los patrones cambiantes en el logro educativo son impulsados en parte por los orígenes diversos de los jóvenes hispanos. Los hispanos post-milenial son menos propensos que los hispanos mileniales a ser inmigrantes – el 12% de los hispanos post-milenial nacieron fuera de los Estados Unidos, comparado con el 24% de los hispanos mileniales en el 2002. Investigaciones anteriores han demostrado que la segunda generación de jóvenes hispanos tiende a ir más lejos en la escuela que la juventud hispana nacida en el extranjero. Esto se confirma en este análisis, ya que el 61% de los hispanos de segunda generación de 18 a 20 años que ya no estaban en la escuela secundaria estaban matriculados en la universidad en 2017, en comparación con el 40% de los nacidos en el extranjero. En general, la proporción de hispanos matriculados en la universidad después del milenio es significativamente más alta que la tasa de los milenios en 2002 (55% vs. 34%, entre los jóvenes de 18 a 20 años que ya no asisten a la escuela secundaria).

En términos más generales, la generación posterior al Milenio está siendo moldeada por los cambios en los patrones de inmigración. Los flujos de inmigración a Estados Unidos alcanzaron su punto máximo en 2005, cuando la vanguardia de la generación post-milenial tenía 8 años o menos. El inicio de la Gran Recesión y la gran disminución en el empleo llevó a que menos inmigrantes llegaran a los Estados Unidos, incluyendo niños inmigrantes. Como resultado, la generación post-Milenial tiene menos jóvenes nacidos en el extranjero entre sus filas que la generación Milenial en el 2002 y un número significativamente mayor de los que nacieron en los Estados Unidos de padres inmigrantes, aunque esto puede cambiar dependiendo de los flujos migratorios futuros.